26 de octubre 2021 | 11:58 am

Las autoridades chinas le dijeron al multimillonario fundador de Evergrande, Hui Ka Yan, que use su riqueza personal para aliviar la creciente crisis de deuda de Evergrande Group, según fuentes. 

La propuesta se produjo después de que su compañía incumpliera la fecha límite inicial del 23 de septiembre para el pago de un cupón de un bono en dólares, indicaron fuentes. 

De acuerdo con Bloomberg, la demanda de que Hui aproveche su propia fortuna para pagar la deuda de Evergrande se suma a las señales de que Beijing se muestra reacio a un rescate del gobierno al emproblemado gigante inmobiliario. 

El presidente chino, Xi Jinping, ha estado tomando medidas enérgicas contra la clase multimillonaria como parte de su campaña de “prosperidad común” para reducir la enorme brecha de riqueza del país.

Según el medio, no está claro si la fortuna de Hui es lo suficientemente grande y líquida como para hacer una diferencia considerable en la deuda de Evergrande, que superaba los 300,000 millones de dólares (mdd) en junio.

Estimaciones del Índice de multimillonarios de Bloomberg indican que la riqueza de Hui asciende a 7,800 millones de dólares, una caída significativa desde los 42,000 millones que ostentaba en 2017.

Sector inmobiliario sigue en dificultades 

Mientras Evergrande lucha para cumplir sus compromisos, el desarrollador chino Modern Land se convirtió en la última empresa en incumplir con el pago de intereses sobre un bono por 250 millones de dólares que venció ayer, lo que indica que el mercado inmobiliario del país sigue en crisis.

Modern Land culpó del pago atrasado a una crisis de efectivo inesperada que surgió de una serie de factores “que incluyen el entorno macroeconómico, el entorno de la industria inmobiliaria y la pandemia de COVID-19”.

La compañía había pedido a los tenedores de bonos a principios de octubre que extendieran el plazo del lunes en tres meses más, pero rescindió la propuesta la semana pasada.