14 de septiembre 2021 | 3:32 pm

Bill Gates advirtió hace seis años que el mayor asesino potencial que enfrentaba el mundo era una pandemia y ahora considera que no se está haciendo lo suficiente para prepararse para el próximo.

“Estoy un poco preocupado de que la atención a la preparación para una pandemia sea menor de lo que hubiera esperado”, mencionó el filántropo multimillonario y cofundador de Microsoft en entrevista con The Wall Street Journal.

Para el cofundador de Microsoft, la preparación adecuada incluía la capacidad de hacer una vacuna en 100 días y fabricar suficiente para todo el mundo en los próximos 100 días después de eso.

“La única solución real a este problema es tener fábricas que puedan producir lo suficiente para todo el mundo en 100 días (…) Y eso es factible”, señaló el millonario.

La Fundación Bill y Melinda Gates pidió a las naciones que inviertan más en sistemas de salud, incluida la capacidad para fabricar vacunas.  

El magnate consideró que un nuevo plan de 65,000 millones de dólares por parte de la administración Biden para fortalecer la preparación para una pandemia es un paso en la dirección correcta.

 Recuperación desigual 

La pandemia hizo que 31.3 millones de personas más terminaran en pobreza extrema, según el informe de la Fundación Gates, y la recuperación económica en curso este año está dejando atrás a las mujeres.

Al cofundador de Microsoft le preocupa que la recuperación económica sea desigual en todo el mundo. 

Se espera que los niveles de ingreso per cápita regresen a niveles prepandémicos en el 90% de las naciones avanzadas para 2022, pero solo en un tercio de los países de ingresos bajos y medianos, según el informe. 

Añadió que se proyecta que casi 700 millones de personas permanecerán en la pobreza extrema en 2030.

Se espera que las mujeres ocupen 13 millones de empleos menos este año que en 2019, antes de que comenzara la pandemia, mientras que se pronostica que el empleo entre los hombres se recuperará en gran medida a tasas pre pandémicas,según el informe.

La pandemia no dañó la economía global ni algunas medidas de desarrollo tan mal como anticipó la fundación. “No fue el peor de los casos, pero sigue siendo un gran revés”, expresó Gates.