Monitores de salud de Fitbit

11 de mayo 2019 | 5:00 am

En 2015, Apple presentó su primer smartwatch y el negocio de monitores de salud de Fitbit comenzó un declive que apenas pudo detener en el primer trimestre de 2019.

Según su reporte financiero, la empresa logró su tercer trimestre consecutivo con crecimiento de los ingresos, de 10% anual, algo que no ocurría desde el tercer trimestre de 2015, mientras que el número de dispositivos vendidos subió por primera vez desde 2017, con un avance anual de 17%.

Estas son algunas de las estrategias que implementó para darle la vuelta a su estado y que ya comienzan a rendir frutos, según un análisis de Business Insider.

Reducción en precios: como parte de las medidas para impulsar las ventas, Fitbit recortó los precios de sus monitores de salud y relojes inteligentes, decisión que además la ayuda a competir en el saturado mercado de los trackers de salud y el avance de competidores que ofrecen productos de menor costo, como Xiaomi.

Visión de largo plazo: Fitbit apunta a ser un proveedor de soluciones para el cuidado de la salud y no solo un fabricante de dispositivos. Para aprovechar la demanda creciente de servicios de coaching de salud en las empresas, lanzó una plataforma que conecta a los asegurados, empresas y aseguradores para ofrecerles recomendaciones personalizadas que reduzcan las primas y otros costos del cuidado de la salud.

Lanzamiento de smartwatches: Fitbit dejó de ofrecer solo trackers de salud, ante la competencia que representaban los relojes inteligentes de gama más alta, que incluían monitores de salud y prestaciones adicionales, canibalizando su mercado. Y aunque sus ventas crecieron, mejoras en los dispositivos de Apple y Samsung siguen siendo un factor de riesgo.

En lo que puede destacar es en los precios: el Fitbit Ionic, su smartwatch más caro, cuesta 230 dólares, muy por debajo de los 400 dólares del Apple Watch.

Especialización: conforme se ha generalizado el uso de monitores de salud, cada vez más usuarios buscan dispositivos que sirvan para condiciones específicas, como apnea de sueño, asma e irregularidades cardiacas, condiciones que su dispositivo Charge 3, lanzado en agosto de 2018, puede detectar.