14 de julio 2021 | 8:08 am

Altán Redes, la empresa encargada de desplegar, operar y comercializar la Red Compartida, dio a conocer el martes que solicitó iniciar un concurso mercantil a fin de reorganizar sus compromisos financieros y continuar con el despliegue de su red. 

“Contamos con el respaldo de nuestros accionistas y del gobierno de México en este proceso, además de la confianza de nuestros clientes que siguen sumándose a Altán”, dijo el CEO de Altán Redes, Salvador Álvarez.

La compañía dijo que se encuentra en negociaciones con la mayoría de los acreedores y forma parte de su plan de rediseño el cual le permitirá garantizar la operación de la red, así como de los servicios de telecomunicaciones a clientes y usuarios finales. 

“El modelo de negocio de Altán es exitoso y hemos logrado consolidar nuestra posición en el mercado como la oferta comercial de conectividad más competitiva soportada en tecnología 4.5G LTE. Nuestros 100 clientes, que hoy atienden a más de 3 millones de usuarios finales, son muestra de ello”, señaló Álvarez. 

Altán Redes surgió como un proyecto de una asociación público-privada “para transformar las telecomunicaciones en México, con el objetivo de cerrar la brecha digital y fomentar la competitividad, permitiendo la entrada a nuevos operadores y el acceso a servicios de telefonía móvil e internet de alta velocidad al mejor precio”. 

La compañía busca dar cobertura al 70% de la población mexicana en 2022, incluyendo zonas de alta marginación y exclusión digital a nivel nacional para cubrir a 122,000 localidades de 250 a 5,000 habitantes. 

En abril de este año anunció que en asamblea de accionistas se acordó un aumento de capital para fortalecer sus finanzas.