2 de julio 2020 | 6:34 pm

Nota del editor: Esta nota fue actualizada el 2 de julio de 2020 a las 22:20 horas con información de la empresa

Alsea acordó con todos los bancos con quienes mantiene relación, el cambio en las métricas con las que se mide su deuda por un año.

En sus contratos de créditos, la empresa tenía que cumplir con ciertas razones financieras como su razón de apalancamiento, métrica obtenida de la división de su deuda neta sobre su flujo operativo (EBITDA, por sus siglas en inglés).

La negociación con las entidades financieras consistió en una dispensa para que no se continuara midiendo la deuda bajo el esquema anterior, así como el índice de cobertura de intereses y otras cláusulas del crédito.

Esta dispensa le ayudará a la controladora de restaurantes como Vips o P.F. Chang’s no caer en un incumplimiento de pago con los bancos, pues su nivel de apalancamiento no podía ser mayor a cuatro veces su deuda sobre su EBITDA para este año, como sí ocurre actualmente.

Será hasta el 30 de junio de 2021 cuando se regularicen sus métricas, de acuerdo a el documento enviado a la Bolsa Mexicana de Valores.

Con ello, busca lograr estar en mejores condiciones para hacer frente a la situación derivada del COVID-19.

Alsea se ha comprometido a mantener un capital contable consolidado de 8,500 millones de pesos, así como ciertos niveles mínimos de liquidez, mismos que serán revisados de forma mensual.

Derivado de los acuerdos, se incrementará temporalmente, durante el periodo de suspensión, el costo de intereses y comisiones.

También lee: Alsea presenta su plan para la ‘nueva normalidad’ en sus restaurantes.

La firma ha acordado con los bancos -cuidando en todo momento la liquidez de la compañía- mantener un nivel mínimo de CapEx que permita asegurar la continuidad de sus proyectos estratégicos prioritarios y la operación de sus restaurantes en óptimas condiciones.

Además, espera lograr un crecimiento orgánico estimado entre 80 y 90 unidades corporativas para 2021.

Alsea tendrá la posibilidad de acceder a deuda adicional, lo que permitirá a la compañía tener la capacidad de responder ante cualquier necesidad de liquidez durante este periodo de contingencia.

De igual forma, enfocándose en la liquidez de Alsea, se han logrado refinanciar los contratos de crédito de corto plazo existentes al cierre de mayo de 2020, extendiendo los compromisos de pago al 30 de junio del 2021.

Apreciamos mucho el apoyo de los bancos que trabajaron con nosotros para alcanzar estos acuerdos, los cuales mejoran nuestra flexibilidad financiera mientras nos recuperamos de los impactos relacionados al COVID-19

dijo Alberto Torrado, CEO de Alsea.

En ese sentido, el directivo aseguró que los términos acordados reflejan la sólida relación que la compañía ha construido con sus acreedores a lo largo del tiempo, lo que reitera la confianza que tienen en Alsea.