17 de marzo 2021 | 11:14 am

Nota del editor: Este texto se publicó por primera vez a las 9:51 a.m. (hora de CDMX) y se actualiza con el precio de cierre de las acciones

Volkswagen acelera sus planes para superar a Tesla y dominar el mercado de vehículos eléctricos, lo que animó a los inversionistas y sus acciones cerraron en su nivel más alto desde noviembre de 2008.

Este miércoles, los títulos ordinarios de Volkswagen escalaron 15.27% en la bolsa de Fráncfort, a un precio de 307.30 euros, de acuerdo con datos de Investing.com.

Con ello, el segundo mayor fabricante de automóviles del mundo alcanzó una capitalización de mercado de 165,000 millones de dólares, según estimaciones de Bloomberg, para superar al fabricante de software SAP como la empresa más valiosa del índice DAX de Alemania.

Durante las últimas tres jornadas, las acciones de Volkswagen acumulan un alza de 33%.

El martes, Volkswagen reveló que tiene como objetivo prioritario vender un millón de autos eléctricos en 2021, mercado que espera dominar a más tardar en 2025.

En 2020, Volkswagen vendió 230,000 automóviles totalmente eléctricos, tres veces más que en 2019, y 192,000 híbridos.

El grupo alemán invertirá 46,000 millones de euros (55,000 millones de dólares) en cinco años en cambiar su modelo de negocio, apostando por una mayor estandarización y la vuelta a un margen operativo de entre 7% y el 8% en 2025 como máximo. 

La compañía dijo el lunes que planea tener seis plantas de producción de células de batería operando en Europa para 2030, que construirá solo o con socios.

La movilidad eléctrica se ha convertido en el negocio principal para nosotros. Ahora estamos integrando sistemáticamente otras fases de la cadena de valor

dijo el CEO de la compañía, Herbert Diess, durante el evento de presentación Power Day de VW

Las plantas tendrán una capacidad de producción de 240 gigavatios hora al año.

“Nos aseguramos la primera posición a largo plazo en la carrera por la mejor batería y la mejor experiencia para el cliente en la era de la movilidad de emisiones cero”, añadió Diess.

El grupo se asociaría con la petrolera BP y con las eléctricas europeas Enel e Iberdrola para ampliar la recarga de los vehículos eléctricos.

Sin embargo, la falta de infraestructura continúa siendo un obstáculo importante para la adopción masiva de los autos eléctricos.

Volkswagen planea tener un nuevo diseño unificado de células prismáticas a partir de 2023, lo que apoyará los recortes de costes generados por el aumento del nivel de producción interna de células.

“Por término medio, reduciremos el coste de los sistemas de baterías hasta situarlo significativamente por debajo de los 100 euros (119 dólares) por kilovatio hora”, mencionó Thomas Schmall, miembro del consejo de administración de Volkswagen. “Esto hará que la e-movilidad sea finalmente asequible y la tecnología de propulsión dominante”.

Los fabricantes de vehículos eléctricos, como Tesla, utilizan actualmente baterías cilíndricas, que se parecen a las de las linternas y son relativamente baratas y fáciles de fabricar.

Tesla construye megabatería conectada a la red eléctrica de Texas

Las celdas prismáticas, que se asemejan a un fino libro de tapa dura, se alojan en una caja metálica rectangular y son más caras. Por su parte, las baterías de bolsa (“pouch” en inglés) son más finas y ligeras, y se asemejan a un sobre metálico flexible.

El costo de las celdas de las baterías utilizadas en los vehículos eléctricos ha bajado a una media de 110 dólares por kilovatio hora (kWh), según un reporte de la agencia Benchmark Mineral Intelligence (BMI) dado a conocer en diciembre.

Con información de Reuters y AFP