11 de abril 2021 | 5:00 am

Endeavour Group, la compañía propietaria de la empresa de artes marciales mixtas Ultimate Fighting Championship (UFC), ha elegido a Elon Musk como el más reciente miembro de su junta directiva, mientras continúa el proceso para realizar su oferta pública inicial.

“El señor Musk fue elegido para servir en nuestra mesa directiva por sus antecedentes profesionales y su experiencia al frente de una compañía pública, así como los puestos a nivel ejecutivo que ha ocupado en el pasado, su servicio en otras mesas directivas de compañías públicas y su experiencia iniciando, creciendo e integrando negocios”, dijo Endeavour Group en un documento relacionado con su OPI.

La propuesta, que aún tiene que ser votada, convertiría a Musk en uno de los 11 directivos de la empresa, que tiene una larga historia de cooperación con el magnate de origen sudafricano.

Endeavour Group fue creada en 2009 por Ari Emanuel, uno de los representantes más reconocidos de Hollywood. La empresa ha ejecutado varias fusiones y adquisiciones que la llevaron a poseer los derechos no solo de la UFC, sino también del Abierto de Miami, la Semana de la Moda en Nueva York, y el certamen de Miss Universo.

Ari Emanuel, además, fue uno de los primeros en apoyar a Tesla y adquirió el Roadster, primer modelo de producción de la compañía. Su hermano, Rahm Emanuel, fue alcalde de Chicago, y su administración dio a The Boring Company, otra empresa de Musk, un contrato en 2018 para construir el tren entre el aeropuerto de O’Hare y el centro de la ciudad.

Musk ha sido un popular invitado al podcast de Joe Rogan, quien es un asiduo aficionado de la UFC y parte de su equipo de comentaristas para las transmisiones televisivas. Esta cercanía provocó que algunos analistas pensaran que la nominación de Musk se trataba de una broma de April Fool’s Day, pero accionistas de la compañía le han asegurado a CNBC que este no es el caso.

La UFC, de la mano de los hermanos Fertitta, ha visto un crecimiento exponencial desde 2007. La empresa tiene un monopolio práctico en la popularidad de las artes marciales mixtas, tras la compra de Pride, World Extreme Cagefighting y Strikeforce, tres de sus competidores más importantes. Actualmente, solo Bellator y ONE Fighting se alzan como una alternativa real, pero la UFC ha logrado mantener contratos con la mayoría de los peleadores más reconocidos a nivel mundial.

La administración de los Fertitta logró que las artes marciales mixtas pasaran de ser un deporte mal visto, e incluso ilegal en algunos estados, a un deporte serio con exposición mundial. La empresa firmó contratos con ESPN y Reebok y logró organizar eventos en más de 20 países, algo que pocos hubieran podido pronosticar cuando se organizó UFC 1 en 1993.

En 2018, la UFC fue valuada en 7,000 millones de dólares tras firmar un contrato con ESPN por 1,500 millones de dólares para que la cadena transmitiera sus eventos durante cinco años.

Sin embargo, el año pasado Dana White, director de la UFC dijo que el valor de la compañía ha subido en estos tres años y que actualmente es probable que ronde los 10,000 millones.