17 de septiembre 2019 | 4:12 pm

Los precios del petróleo bajaron este martes, luego de un alza del 14% la víspera tras los ataques del sábado contra instalaciones petroleras saudíes.

En el mercado de Nueva York, el barril de West Texas Intermediate (WTI) para entrega en octubre cerró con una pérdida de 5.7% a 59.34 dólares, mientras que en Londres, el barril de Brent para noviembre bajó 6.5% a 64.55 dólares.

Gasolinas permanecerán estables, afirma AMLO tras ataques en Arabia Saudita

Los precios cayeron luego de que Arabia Saudita intentó calmar a los mercados al anunciar que el suministro se había recuperado.

La oferta de petróleo de Arabia Saudita se recuperó completamente y el reino alcanzará una capacidad de 11 millones de barriles por día (bpd) a fines de septiembre y 12 millones de bpd al final de noviembre, dijo en una rueda de prensa el ministro de Energía.

El príncipe Abdulaziz bin Salman también informó que la producción de petróleo en octubre será de 9.89 millones de bpd y que el principal exportador mundial de petróleo mantendría el suministro completo de petróleo a los clientes este mes.

En otras palabras, los saudíes están diciendo que continuarán ofreciendo el mismo volumen de petróleo que antes; ya sea por su producción o por el uso de sus reservas,

comentó Kyle Cooper, de la firma Ion Energy.

Añadió que el anuncio parece un poco sorprendente en la medida en que deberán fabricar piezas que reemplacen a las dañadas.

“Pero ellos tienen mucho que perder si cumplen su palabra de incorporar al mercado bursátil a su petrolera Aramco. Probablemente evaluaron cuidadosamente las perspectivas antes de pronunciarse”, añadió.

¿Qué sucedió en Arabia Saudita?

Los incrementos de los petroprecios se registraron luego del ataque con drones de yemeníes hutíes a dos plantas de Saudi Aramco, en Arabia Saudita, que paralizó la mitad de la producción del reino (5.7 millones de barriles diarios menos) y causaron la mayor escalada del precio del barril en décadas. La reducción fue el equivalente al 6% de la oferta mundial.

Al cierre del lunes, el barril del WTI tuvo un alza de 14.7% a 62.90 dólares, su mayor avance desde diciembre de 2008, mientras que el Brent concluyó la jornada con una ganancia de 14.61% a 69.02 dólares, su mayor avance porcentual al menos desde 1988.

El mercado sigue pendiente de la amenaza de una respuesta militar a los ataque. El ataque elevó las oportunidades de un grave impacto en los suministros globales en un mercado que en los últimos meses había estado preocupado por la menor demanda, en vista de la desaceleración económica y de la guerra comercial entre Estados Unidos y China.

Arabia Saudita es el mayor exportador de petróleo del mundo y ha sido el abastecedor de último recurso por décadas.

La producción de petróleo de Estados Unidos a partir de siete importantes reservas de hidrocarburos no convencionales subiría en 74,000 bpd en octubre, a un máximo histórico de 8.843 millones de bpd, dijo la Administración de Información de Energía (EIA) en un reporte del lunes sobre la productividad y extracción.

Ante los ataque, Donald Trump dijo el lunes que había evidencia de que Irán estaba detrás los ataques, pero indicó que no quería ir a una guerra, mientras que Teherán ha rechazado las acusaciones de que está detrás del ataque.

Con información de Reuters y AFP