19 de diciembre 2018 | 8:34 pm

El conglomerado norteamericano, General Electric (GE), comenzó su papeleo para una oferta pública inicial (OPI) de su segunda división de negocio más rentable, GE Healthcare, de acuerdo con filtraciones dadas a conocer por el medio estadounidense CNBC.

El segmento de cuidado de la salud de GE generó ingresos por 19,000 millones de dólares y utilidades por 3,400 millones el año pasado, mismos que representan 15.8% de las ventas totales del conglomerado y 43.2% de sus utilidades operativas de 2017.

La firma multinacional ya trabaja con la financiera JPMorgan para la valuación de salida al mercado público, detalló el sitio estadounidense CNBC, mismo que prevé la oferta de estas acciones para después del primer semestre de 2019.

De acuerdo con el portal de noticias Bloomberg, tanto Goldman Sachs como Bank of America, Citigroup y Morgan Stanley también están entre los interesados de GE para encontrar al mejor intermediario.

“La nueva compañía se ubicaría entre las más grandes del mundo”, expresó CNBC sobre la oferta. Luego de la noticia, las acciones de General Electric ganaron 5.36% al cierre de esta miércoles.

¿Independencia como detonante de la industria?

Las expectativas de la cotización pública de GE Healthcare sin el control de su holding eran positivas hasta junio, cuando los términos de la decisión se pusieron en duda ante la salida del CEO de la compañía, John Flannery, quien fue reemplazado por el exCEO del conglomerado tecnológico Danaher, Lawrence Culp.

La última postura de la empresa norteamericana emitida a Bloomberg reafirmó la intención de separar su negocio de atención médica, sin estipular condiciones o momento precisos. General Electric compartió un comunicado en el que expresó los beneficios de este plan:

“Como negocio de salud independiente, GE healthcare tendrá gran flexibilidad para perseguir futuras oportunidades de crecimiento, responder velozmente a cambios en la industria así como de inversión e innovación”.

Creada en 1896 para la fabricación de rayos X, la división médica de GE ha crecido exponencialmente. Hoy es un competidor con fuerza creciente en registros médicos, software de atención médica y actualmente expande su marca en la investigación de terapia genética.