Sam Bankman-Fried FTX

16 de noviembre 2022 | 11:06 am

 

Mientras los clientes retiraban este mes miles de millones de dólares del intercambio de criptomonedas FTX, el fundador Sam Bankman-Fried intentó recaudar 7,000 millones de dólares en fondos de emergencia, lo cuál fue inútil, pues el que fue uno de los hombres más ricos del mundo en solo un par de años, pasó a la bancarrota. 

Bankman-Fried trabajó toda la noche en su departamento de las Bahamas y llamó a algunos de los mayores inversionistas del mundo, incluidos Sequoia Capital, Apollo Global Management y TPG, según tres personas con conocimiento del tema.

Sequoia estaba entre los inversionistas que se alinearon solo unos meses antes para inyectar dinero en el imperio de Bankman-Fried, pero no ahora. 

La empresa de capital de riesgo se sorprendió por la cantidad de dinero que Bankman-Fried necesitaba para salvar a FTX, según las fuentes, mientras que Apollo primero solicitó más información para luego negarse, informó Reuters en un informe especial.

Al final, las llamadas fracasaron y FTX se declaró en bancarrota el 11 de noviembre, lo que dejó a aproximadamente 1 millón de clientes y otros inversionistas enfrentando pérdidas totales de miles de millones de dólares. 

El colapso repercutió en todo el mundo de las criptomonedas y provocó la caída en picada de bitcoin y otros activos digitales.

No dejes de leer: Sam Bankman-Fried, fundador de FTX, intenta recaudar dinero en efectivo, informa WSJ

Bankman-Fried usó en secreto 10,000 mdd para asegurar FTX

Reuters informó que Bankman-Fried usó en secreto 10,000 millones de dólares en fondos de clientes para asegurar su negocio comercial, no obstante, al menos 1,000 millones de dólares de esos depósitos se desvanecieron.

Una revisión por parte de Reuters de docenas de documentos de la compañía y entrevistas con ejecutivos e inversionistas actuales y anteriores brindan la imagen más completa hasta el momento de cómo Bankman-Fried, el hijo de 30 años de edad de profesores de la Universidad de Stanford, pasó a la bancarrota por FTX.

El informe reveló que en presentaciones a inversionistas, algunos de los mismos activos aparecieron simultáneamente en los balances de FTX y de la firma comercial de Bankman-Fried, Alameda Research, a pesar de las afirmaciones de FTX de que Alameda operaba de manera independiente.

Entre otras cosas, uno de los colaboradores más cercanos de Bankman-Fried modificó el software de contabilidad de FTX, lo cual permitió que Bankman-Fried ocultara la transferencia de dinero de los clientes de FTX a Alameda. 

Una captura de pantalla del sistema de contabilidad de FTX mostró que, incluso después de los retiros masivos de los clientes, quedaban 10,000 millones de dólares en depósitos, más un superávit de 1,500 millones de dólares. Esto llevó a los empleados a creer erróneamente que FTX tenía una base financiera sólida

dijo Reuters en su informe.

También lee: Criptomonedas, “mala combinación de fraude y engaño”: Charlie Munger

Otros movimientos ‘ocultos’ de FTX

FTX realizó alrededor de 400 millones de dólares en pagos de “regalías de software” a Alameda a lo largo de los años. Alameda utilizó los fondos para comprar la moneda digital FTT de FTX, lo que redujo la oferta de la moneda y respaldó su precio.

En el segundo trimestre de este año, FTX registró una pérdida de 161 millones de dólares; mientras tanto, Bankman-Fried había gastado 2,000 millones de dólares en adquisiciones.

Aunado a que Bankman-Fried intentaba rescatar a FTX en sus días finales, buscó inversiones de emergencia de los gigantes financieros en Arabia Saudita y Japón, y su padre, profesor de derecho, lo acompañó en su sede de las Bahamas.

Bankman-Fried dijo a Reuters en un correo electrónico que debido a una “cuenta interna confusa”, el apalancamiento de Alameda era sustancialmente mayor de lo que creía. Agregó que FTX procesó aproximadamente 6,000 millones de dólares en retiros de clientes.

Dijo que FTX y Alameda obtuvieron juntos una ganancia de aproximadamente 1,500 millones de dólares en 2021, que superó todos los gastos juntos de ambas organizaciones desde su fundación.

Desafortunadamente, no pude comunicar gran parte de lo que estaba sucediendo a la compañía en general en tiempo real porque gran parte de lo que publiqué en Slack apareció en Twitter poco después

agregó.

FTX no respondió a las preguntas de Reuters de este artículo.

El Departamento de Justicia de Estados Unidos (DOJ), la Comisión de Bolsa y Valores (SEC, por sus siglas en inglés) y la Comisión de Comercio de Futuros de Productos Básicos (CFTC) ahora están investigando a FTX, incluida la forma en que manejó los fondos de los clientes. 

El colapso ha sacudido la confianza de los inversionistas en las criptomonedas y ha llevado a los legisladores y otros a pedir una mayor regulación de la industria

Sigue leyendo: Criptofinanzas necesitan una regulación sólida: Brainard de la Fed

Advertisement