Construcción de casas en Estados Unidos

18 de mayo 2021 | 1:19 pm

La construcción de viviendas en Estados Unidos cayó más de lo esperado en abril, afectada por el alza de los precios de la madera y otros materiales, aunque el sector es respaldado por una aguda escasez de casas usadas en el mercado.

La baja en la construcción de viviendas reportada por el Departamento de Comercio este martes se concentró en el segmento del mercado de casas unifamiliares. El número de viviendas autorizadas para la construcción, pero que aún no han comenzado, aumentó al nivel más alto desde 1999, lo que sugiere dudas por parte de las empresas constructoras.

“Están retrasando el inicio de nuevas construcciones debido al marcado aumento en los costos de la madera y otros insumos”, dijo Mike Fratantoni, economista jefe de la Asociación de Banqueros Hipotecarios en Washington.

Estas limitaciones de la cadena de suministro están frenando un mercado que de otro modo debería acelerarse, dada la fuerte demanda de compras impulsada por un mercado laboral que mejora y tasas hipotecarias bajas

agregó

La construcción de casas cayó 9.5% a una tasa anual desestacionalizada de 1.569 millones de unidades en abril.

Cifras de construcción arrastran a las bolsas de EU

Los datos de marzo se revisaron a la baja a una tasa de 1.733 millones, el nivel más alto desde junio de 2006, desde 1.739 millones reportadas previamente. Economistas esperaban un descenso a una tasa de 1.710 millones de unidades.

La demanda por alojamientos más grandes y más costosos en medio de la pandemia de COVID-19, que obligó a millones de estadounidenses a trabajar desde casa y a tomar clases de forma remota, impulsó un auge en el mercado de la vivienda.

Pero la pandemia interrumpió el suministro de mano de obra en aserraderos y puertos, lo que provocó escasez de madera y otras materias primas, elevando los precios y amenazando con dejar fuera del mercado a los compradores de vivienda por primera vez.

El inventario de casas usadas se ubica cerca de mínimos históricos. Los aranceles sobre las importaciones de acero también aumentan los costos de construcción. Los precios de la madera se dispararon 89.7% interanual en abril, según los últimos datos de precios al productor.

Los permisos para la futura construcción de viviendas aumentaron 0.3%, a una tasa de 1.760 millones de unidades el mes pasado. Se dispararon 60.9% frente a abril de 2020 y superan a los inicios de construcción, lo que sugiere un repunte en la construcción de viviendas en los próximos meses.

En tanto, los permisos de construcción de casas unifamiliares cayeron 3.8%, a una tasa de 1.149 millones de unidades. El número de viviendas autorizadas para ser construidas pero no iniciadas aumentó 5%, a una tasa de 232,000 a fines de abril, la más alta desde que el gobierno comenzó a rastrear la serie en enero de 1999.

El mercado de la vivienda ha sido el actor estrella en la recuperación económica de la recesión producida por el COVID-19.

La inversión en construcción residencial ha experimentado un crecimiento de dos dígitos desde el tercer trimestre del año pasado. La mayoría de los economistas esperan que la vivienda tenga un impacto neutral en el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) en el segundo trimestre.