24 de marzo 2022 | 5:00 am

Advertisement

En menos de una semana, las acciones de Aeroméxico pasaron de valer centavos a más de 300 pesos, aunque esto también implicó que muchos inversionistas de la aerolínea perdieran su dinero.

Carlos, un miembro de la comunidad trader que prefirió omitir su nombre real, amaneció el 18 de marzo con un sobresalto, pues su inversión en Aeroméxico desapareció y no sabía la razón.

Estoy triste porque tuve una pérdida prácticamente del 98.6% de las 3,500 acciones que tenía. Creo que apenas son centavos lo que me devolverán. Puedo decir que ahora no volveré a invertir en Aeroméxico, eso es seguro

dijo a EL CEO.

Así como Carlos, otras personas externaron sus molestias en redes sociales porque repentinamente ya no tenían las acciones de Aeroméxico que compraron en su momento.

 

Incluso, usuarios de Twitter se comunicaron con la casa de bolsa Grupo Bursátil Mexicano (GBM) para pedir explicaciones sobre la situación, pese a que días antes se envió un aviso a los inversionistas para anticiparse a una fecha de liquidación.

También lee: Aeroméxico se encamina a ser una empresa ‘zombie’ como Homex y Urbi

Nuevo precio toma por sorpresa

A Carlos y otros inversionistas algo les tomó por sorpresa: el 18 de marzo, luego de que Aeroméxico notificó que concluyó su proceso de reestructura financiera, el precio de sus acciones pasó de 43 centavos a casi 500 pesos, por un momento.

Este miércoles, el precio de cada título de Aeroméxico cerró en 343.48 pesos, un alza significativa si se considera que apenas este mes tocaron un mínimo histórico, la cotización más baja desde que la aerolínea debutó en bolsa en abril de 2011.

Algunos inversionistas que fueron liquidados creyeron que se perdieron de jugosas ganancias sobre su inversión, pero este incremento en realidad obedeció al split inverso que fue aprobado por el consejo de administración de Aeroméxico para diluir la participación de inversionistas más pequeños, al reducir el número de acciones en circulación en el mercado.

La operación implicó la entrega de una nueva acción de Aeroméxico por cada 5 millones de los antiguos títulos, lo que significó que los inversionistas que tenían una cantidad menor fueron afectados por la dilución.

Con ello, el float (capital flotante) se redujo a menos de 0.01%, con 136.4 millones de acciones disponibles para los inversionistas, después de que la firma Alinfra adquirió una quinta parte de la compañía mediante una Oferta Pública de Adquisición (OPA) que formó parte del plan de reestructura bajo el Capítulo 11 de la Ley de Quiebras de Estados Unidos, al que Aeroméxico se acogió en 2020 ante el golpe de la pandemia a sus operaciones.

Las nuevas acciones no tienen relación con las antiguas porque son de inversionistas que ejercieron su derecho de compra y que tenían más de 5 millones de acciones en su poder

dijo en entrevista Brian Rodríguez, analista del sector aéreo en Monex

Te puede interesar: Fortaleza Materiales inicia OPA de sus acciones

¿Qué pasará con los inversionistas?

Desde finales de 2021, Aeroméxico comenzó a enviar comunicados a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) para informar a los inversionistas sobre su dilución; ante ello, diversas instituciones financieras y especialistas advirtieron que lo mejor era vender las acciones, aún con una pérdida, antes de que esta fuera mayor.

Los inversionistas que no salieron a tiempo ahora recibirán únicamente el pago de un remanente a un factor de 0.00074 pesos por cada acción que tenían, explicó Rodríguez.

Este proceso puede tardar semanas, y quienes poseían acciones antiguas de Aeroméxico, no tienen más que aceptar la minusvalía en su portafolio. Carlos, por ejemplo, mencionó que el pago del remanente aún no se ve reflejado en su saldo en GBM+, que es la plataforma que utiliza para operar.

Las quejas de los afectados se hicieron notar en Twitter y grupos de traders en Facebook exigiendo soluciones; sin embargo, especialistas señalan que en caso de ejercer acciones legales no procederán, pues tanto la OPA como el split tuvieron el aval de las autoridades financieras.

¿Una empresa más valiosa?

El final de la reestructura financiera hace de Aeroméxico una empresa distinta, con nuevo capital, mayor capacidad de solvencia y un valor superior a los 2,500 millones de dólares, según estimaciones de la propia aerolínea.

Si bien la inyección de recursos fortalece las expectativas sobre Aeroméxico, el atractivo de sus acciones dependerá de la recuperación de su negocio, en momentos en que enfrenta una creciente competencia.

Tenemos que ver los números hacia adelante de Aeroméxico (…) Hay que recordar que la empresa sufrió diversos choques en años previos, como la entrada de una mayor competencia de aerolíneas de bajo costo que le quitaron gran parte del mercado que tenía

señaló Benjamín Álvarez, gerente de análisis bursátil en CI Banco.

Álvarez añadió que, a diferencia de Volaris, los costos operativos de Aeroméxico son más elevados, debido a la calidad de su flotilla de aviones y los sueldos que recibe su personal.

Continúa leyendo: AMLO ‘engancha’ a aerolíneas con menores tarifas para que operen en AIFA