presidente donald trump

4 de febrero 2021 | 7:13 pm

Los abogados del expresidente Donald Trump rechazaron este jueves una solicitud de los demócratas para testificar en su juicio político en el Senado de Estados Unidos la próxima semana.

El presidente no testificará en un procedimiento inconstitucional

 dijo a Reuters el asesor de Trump Jason Miller. 

 

En una carta abierta, los abogados Bruce Castor y David Schoen, llamaron a la solicitud un “truco de relaciones públicas” e insistieron en que la derrota electoral de Donald Trump fue resultado de un fraude generalizado.

Los demócratas en la Cámara de Representantes acusan al exmandatario de incitar a la insurrección cuando instó a sus partidarios a “luchar” por su derrota electoral, donde al final cinco personas murieron, incluido un oficial de policía del Capitolio.

El legislador demócrata Jamie Raskin escribió en una carta al republicano Trump y su abogado a brindar testimonio bajo juramento.

“Si rechaza esta invitación, nos reservamos todos y cada uno de los derechos, incluido el derecho a establecer en el juicio que su negativa a testificar respalda una fuerte inferencia adversa con respecto a sus acciones (e inacción) el 6 de enero de 2021”, escribió Raskin.

 

Los abogados de Trump respondieron con una negativa.

“Su carta solo confirma lo que todos saben: no puede probar sus acusaciones contra el 45 ° presidente de los Estados Unidos, que ahora es un ciudadano privado”.

Cuestionan constitucionalidad del juicio

La defensa del también empresario y la mayoría de los senadores republicanos han cuestionado la constitucionalidad del juicio. Han dicho que el Senado no tiene autoridad para escuchar el caso porque Trump, también republicano, ya dejó el cargo y no puede ser destituido.

Tal argumento permitiría a los senadores republicanos, que ocupan la mitad de los escaños en la Cámara, votar en contra de la condena de Trump por cuestiones de procedimiento en lugar de apoyar directamente sus comentarios.

Una mayoría de dos tercios de los 100 miembros del Senado tendría que apoyar el cargo para condenar a Trump, lo que significa que 17 republicanos tendrían que unirse a los 50 demócratas para respaldarlo.

Trump es el primer presidente de Estados Unidos en enfrentar un juicio de este tipo dos veces.

El primero fue por cargos de abuso de poder y obstrucción al Congreso después de que pareció presionar al presidente de Ucrania para que investigara a Biden y su hijo, pero resultó en una absolución por parte del Senado, donde los republicanos tenían la mayoría en ese momento y negaban a los demócratas intenta presentar testigos.