YouTube Trump

21 de enero 2021 | 11:20 am

Donald Trump emitió un serie de indultos durante sus últimas horas como presidente de Estados Unidos, pero no se incluyó a sí mismo, a sus hijos ni a su abogado personal Rudy Giuliani, a pesar de que los asesores dijeron que había debatido en privado el extraordinario paso de un autoperdón.

Los indultos presidenciales tienen un alcance limitado. Pueden cerrar procesamientos del Departamento de Justicia de Estados Unidos, una agencia federal. Pero los casos liderados por fiscales a nivel estatal, como la investigación penal que encabeza el fiscal de distrito de Manhattan, Cyrus Vance, para determinar si las empresas de Trump participaron en un fraude, seguirían activas.

Vance no ha acusado a nadie de delitos penales y Donald Trump ha dicho que la investigación tiene motivaciones políticas.

Un autoindulto solo habría aumentado los llamados para procesar a Trump a nivel estatal, dijo Daniel R. Alonso, abogado de la firma Buckley y exsegundo al mando de Vance en la Oficina del Fiscal de Distrito de Manhattan.

También podría haber fortalecido los esfuerzos para responsabilizar a Trump mediante demandas civiles presentadas por litigantes privados, como familiares de personas que murieron cuando seguidores de Trump invadieron el Capitolio el 6 de enero, dijo Jessica Levinson, profesora de la Facultad de Derecho Loyola, en Los Ángeles.

Antes del ataque, Trump subió a un escenario cerca de la Casa Blanca y exhortó a una multitud de simpatizantes a “luchar”, utilizando la palabra más de 20 veces, y “no soportarlo más”. También llamó a sus seguidores a marchar hacia el Capitolio, donde los legisladores certificaban la victoria del demócrata Joe Biden en las elecciones del 3 de noviembre.

“Con un perdón viene al menos la apariencia de una admisión de culpabilidad”, dijo Levinson. “En cierto modo, creo que perdonarse a sí mismo y a su familia habría sido casi como una burla. Habría sido como decir ‘intenta venir a atraparme’ y habría acelerado el litigio y la investigación”.

También existen importantes dudas entre los expertos acerca de si un autoperdón sería validado por los tribunales. Muchos expertos dijeron que viola el principio básico de que ninguna persona debe ser juez en su propio caso.

Indultos que respondieran a intereses personales también podrían haber provocado la ira de los republicanos en el Senado, que pronto realizarán un proceso de juicio político para determinar si el discurso de Trump del 6 de enero fue una incitación, el cargo que aprobó la Cámara de Representantes para impugnarlo.

El juicio podría resultar en que Trump quede impedido de ejercer cargos públicos en el futuro.

¿Habría ayudado a Trump perdonar a Giuliani?

La respuesta es probablemente sí, aunque es difícil especular, dijeron expertos legales.

Giuliani tuvo tratos con ucranianos en nombre de Trump cuando buscaba información negativa sobre Biden y su hijo Hunter. Esos esfuerzos llevaron a que la Cámara de Representantes iniciara el primer juicio político contra Trump en diciembre de 2019 y el Senado, de mayoría republicana, lo absolvió en febrero de 2020.

En noviembre de 2019, fiscales federales en Nueva York buscaron registros de pagos a Giuliani como parte de una investigación penal activa, según una citación del gran jurado vista por Reuters.

Los fiscales estaban investigando lavado de dinero, fraude electrónico, violaciones al financiamiento de campaña, declaraciones falsas, obstrucción de la justicia y violaciones de la Ley de Registro de Agentes Extranjeros, según la citación.

Giuliani ha negado cualquier ilícito. Pero no recibir un indulto hace que sea más probable que coopere con los fiscales e implique a Trump si es acusado, dijo Jessica Roth, profesora de la Facultad de Derecho Benjamin N. Cardozo y exfiscal federal.

“Sin la posibilidad de un indulto, la perspectiva de una condena y una posible sentencia de prisión se vuelve más real, proporcionando un incentivo para cooperar para recibir un trato más favorable”, dijo Roth.

Es posible que Trump haya decidido no perdonar a Giuliani porque perdió una serie de demandas presentadas en nombre del presidente para revertir la victoria de Biden en las elecciones, dijo Levinson.

¿Es posible que Trump se haya perdonado a sí mismo y a otros en secreto?

Es posible, dijo el exfiscal Alonso.

Los indultos suelen hacerse públicos. Pero la Constitución no requiere que sea así, y Trump podría otorgar en secreto indultos preventivos a familiares y asociados, o incluso a sí mismo, dijo Alonso.

La Ley de Registros Presidenciales requiere documentación de las decisiones presidenciales, pero la ley carece de un mecanismo para obligar a su cumplimiento, dijo Alonso. Un indulto secreto solo podría hacerse público si el receptor finalmente fuera acusado de un delito federal e invocara el indulto como defensa.