hacker, data

17 de diciembre 2018 | 4:10 pm

Advertisement

La fábrica rusa de ‘trolls’ que influyó en las elecciones presidenciales de Estados Unidos en 2016 habría buscado desmoralizar a los afroamericanos y disuadirles de votar, según un nuevo informe para el Congreso.

El principal objetivo de la Internet Research Agency (IRA), una granja de comentaristas políticos anónimos de internet con sede en San Petersburgo, fue profundizar las divisiones de la sociedad estadounidense disuadiendo a los liberales prodemócratas, -incluidos latinos, jóvenes y la comunidad LGBT- de votar, indica el informe.

El análisis extensivo de miles de publicaciones y anuncios de la IRA en varias redes sociales entre 2015 y 2017 muestra un énfasis especial en provocar el odio de los afroamericanos para que se quedaran en casa el día de las elecciones.

“Es evidente que las campañas pretendían desmovilizar a los afroamericanos estadounidenses, a la comunidad LGBT, y al electorado liberal”, señala el informe, elaborado por el Computational Propaganda Project de la Universidad de Oxford y por los expertos en redes sociales Graphika.

“Estas campañas impulsaron el mensaje de que la mejor forma de avanzar en la causa de los afroamericanos era boicoteando las elecciones y centrándose en otros problemas”, agrega.

Aunque el estudio no da indicaciones sobre los eventuales efectos de la propaganda de la IRA en los resultados electorales, el análisis de los datos tras las elecciones sugiere que sí hubo impacto.

De acuerdo con el Pew Research Center, los votantes blancos aumentaron en 2016 mientras los votantes negros bajaron 5%, a 59.6%, con relación a las presidenciales de 2012.

Ante las acusaciones, el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov afirmó que “se trata de acusaciones y denuncias muy generales, algunas de las cuales nos resultan incomprensibles”

“Nos reprochan que una persona haya tenido una mirada crítica respecto a la situación de un entorno social u otro. Pero no sabemos por qué Rusia tendría que implicarse en eso”, aseguró Peskov, quien repitió que “el estado ruso y su gobierno nunca han participado en cualquier interferencia” en el extranjero.

La IRA fue establecida por Yevgeny Prigozhin, un hombre de negocios cercano al presidente ruso Vladimir Putin, como una operación doméstica de propaganda social.

Con información de AFP