herencia cultural Ucrania

21 de marzo 2022 | 6:00 pm

Advertisement

La herencia cultural, religiosa y artística de Ucrania se encuentra bajo amenaza a causa del aumento de los bombardeos por parte de Rusia.

Siete sitios ucranianos están catalogados como Patrimonio de la Humanidad por parte de la Unesco, los cuales han pedido su protección.

Santa Sofía 

La catedral de Santa Sofía fue declarada Patrimonio Mundial en 1990, es el edificio más emblemático de Kiev, con sus características cúpulas doradas, mosaicos e iconos.

El Monasterio de las Cuevas (Pechersk Lavra) y la Iglesia del Salvador de Berestove también están bajo protección de la ONU como parte dela herencia cultural de Ucrania.

Santa Sofía fue edificada originalmente en el siglo XI, pero fue reconstruida en estilo barroco en el siglo XVIII.

La catedral tiene un fuerte contenido simbólico, no solamente para los ucranianos sino para todo el mundo ortodoxo eslavo.

Fue diseñada para rivalizar con la Hagia Sofía de Constantinopla (actualmente Estambul), y encarna el nacimiento tanto de la Ucrania como de la Rusia modernas.

La catedral fue erigida para celebrar la evangelización de la región después de que los bizantinos bautizaran a su santo, el rey Vladimiro Sviatoslávich el Grande, en 988.

Te puede interesar: Serie de televisión de Volodimir Zelensky regresa a Netflix 

Centro histórico de Leópolis

El centro histórico de Leópolis, ciudad de 700,000 habitantes en el oeste de Ucrania, entró en la lista del Patrimonio Mundial de la Unesco en 1998.

Su trazado urbanístico permanece “prácticamente intacto” desde la Edad Media, cuando se llamaba Lemberg.

El periodo barroco alteró la fisonomía del barrio, pero aún quedan numerosos testimonios de su abigarrada mezcla de culturas y confesiones.

Un monumental centro religioso, la Residencia de los metropolitanos de Bucovina y Dalmacia, en la ciudad de Chernivtsi, también está catalogado por la Unesco.

Iglesias de madera

Las imponentes iglesias de madera (tserkvas) situadas en los Cárpatos también están protegidas por la Unesco.

Ocho están situadas en Ucrania, y el mismo número al otro lado de la frontera, en Polonia.

Otro lugar en el repertorio de sitios que deben preservados es el Arco Geodésico de Struve, una serie de 34 hitos para cálculos geodésicos, entre Noruega y el Mar Negro, una parte de los cuales está situada en Ucrania.

Bosques de hayedos de los Cárpatos 

Los hayedos primarios de los Cárpatos preservan los últimos vestigios de los primeros bosques templados que en la antigüedad cubrían gran parte del continente europeo. 

En Crimea, la península anexada por Rusia en 2014, se encuentran los restos de la antigua ciudad de Quersoneso, una colonia fundada por los griegos en el siglo V antes de Cristo, a orillas del Mar Negro.

Ucrania ha solicitado la protección de la Unesco para otros 17 sitios, entre ellos el centro histórico de Odesa, también a orillas del Mar Negro, que data del siglo XIX, así como el centro histórico medieval de  Chernigiv, a unos 150 km al norte de Kiev, bajo intenso bombardeo ruso.

También lee: Putin defiende su guerra ante miles de rusos, pero se le corta la señal en vivo

Advertisement