fbpx
Guerra comercial entre Estados Unidos y China

17 de enero 2019 | 8:55 am

El principal negociador comercial de China con Estados Unidos, el viceprimer ministro Liu He, mantendrá nuevas conversaciones en Washington el 30 y 31 de enero, se informó oficialmente.

La visita de fin de enero tendrá lugar un mes antes de la expiración de la tregua vigente en el conflicto comercial, al término de la cual Trump amenaza con imponer nuevos aranceles a los producto chinos.

Liu He se reunirá con dirigentes estadounidenses para contener las fricciones comerciales y “trabajar juntos para ir más allá del consenso” logrado por los presidentes Xi Jinping y Donald Trump durante su reunión del 1 de diciembre, dijo a la prensa el portavoz del ministerio de Comercio, Gao Feng.

Los tres primeros días de conversaciones celebrados en Pekín, que concluyeron el 9 de enero, fueron las primeras negociaciones cara a cara entre funcionarios de ambas naciones desde la tregua pactada.

Sin embargo, el anuncio de que el gigante de telecomunicación chino Huawei podría tener nuevos problemas en Estados Unidos podría complicar la visita de Liu He.

La justicia de Estados Unidos lleva adelante una investigación sobre sospechas de robos de tecnología por la empresa, informó el miércoles el diario The Wall Street Journal.

Fiscales federales sospechan que Huawei robó secretos tecnológicos a firmas estadounidenses que trabajan con el grupo, afirmó el diario.

Huawei está en la mira de Washington desde hace años por sus supuestos vínculos con el gobierno chino.

Liu He viajará a Estados Unidos respondiendo a una invitación del secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, y del representante de Comercio, Robert Lighthizer, precisó Gao Feng.

A la espera de un acuerdo, Donald Trump aceptó suspender hasta el 2 de marzo una subida de los aranceles de importación de 10% a 25% sobre una serie de productos chinos que representan 200,000 millones de dólares anuales.

Además de un desequilibrio comercial crónico, la Casa Blanca reprocha al gobierno chino la dificultad para acceder al mercado chino y prácticas comerciales “desleales”, en particular la violación del derecho de propiedad intelectual y la obligación de transferencias tecnológicas.

El superávit comercial chino con Estados Unidos alcanzó un nuevo récord en 2018, a 323,300 millones de dólares, un aumento de 17.2% con relación a 2017.

Sin embargo, las exportaciones chinas hacia Estados Unidos se hundieron en diciembre, una señal de que las medidas de Trump comienzan a surtir efecto.

Estados Unidos impuso nuevos aranceles a  productos chinos que representan 250,000 millones de dólares de importaciones. China replicó con aranceles a bienes estadounidense que representan 110,000 millones de dólares.