fbpx

26 de marzo 2019 | 9:22 am

Patrick Shanahan, jefe interino del Pentágono, autorizó 1,000 millones de dólares para la construcción del muro fronterizo de Estados Unidos con México, tema en el que ha insistido Donald Trump desde su campaña para llegar a la presidencia.

“Shanahan autorizó al comandante del Cuerpo de Ingenieros del Ejército a comenzar a proyectar y ejecutar hasta 1,000 millones de dólares en apoyo al Departamento de Seguridad Interior, la Aduana y la Patrulla Fronteriza”, indica un comunicado del Pentágono.

El Departamento de Seguridad Interior (DSI) pidió al Pentágono la construcción de 91 kilómetros de una cerca de 5.5 metros tros de alto, construir y mejorar el camino e instalar iluminación en la frontera sur para apoyar la declaración de emergencia de Trump para la construcción del muro.

El Pentágono justificó el gasto de acuerdo con la ley federal: el artículo 10 del Código de Estados Unidos “autoriza al Departamento de Defensa a construir rutas y barreras e instalar iluminación para impedir el tráfico de drogas transfronterizo”.

“En consecuencia decidí emprender la construcción de un muro de 91 kilómetros de largo y 5.5 metros de alto, construir y reparar las rutas e instalar iluminación, como fue requerido” por el Departamento de Seguridad Interior, señaló Shanahan, horas antes de su visita al Congreso para defender el proyecto de presupuesto del Pentágono.

Trump inició el 15 de febrero un procedimiento de “emergencia nacional” que le permite pasar por encima de los parlamentarios con el fin de desbloquear más de 8,000 millones de dólares en financiamiento, debido a la negativa del Congreso de darle fondos para el muro fronterizo.

Esta medida excepcional indignó a los demócratas, pero también a legisladores republicanos, para quienes el presidente se excedió en sus prerrogativas y creó un peligroso precedente.

La Cámara de Representantes votará el martes la anulación del veto impuesto por Donald Trump, a la resolución que pone fin a la “emergencia nacional” declarada en frontera con México.

Aunque los demócratas tienen el control de la Cámara Baja, hay pocas expectativas de que logren el apoyo de los republicanos y conseguir cerca de 290 votos o la mayoría de dos tercios para anular el veto de Trump.

Tras los resultados del reporte de Robert Mueller, que descartó que el equipo de campaña de Trump conspiró en Moscú para alterar el resultado de las elecciones de 2016, posiblemente sea más difícil para los republicanos desafiar al presidente en una variedad de temas, incluida la emergencia fronteriza.

Con información de AFP y Reuters