23 de mayo 2022 | 8:05 pm

Nota del editor: La nota se publicó originalmente a las 9:53 horas del martes y se actualizó con la postura de la OMS de rechazar la necesidad de vacunación masiva por la viruela del mono.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) no tiene pruebas de que el virus de la viruela del mono haya mutado, al señalar que la enfermedad infecciosa endémica en África occidental y central ha tendido a no cambiar.

También, ha descartado que se requiera de vacunaciones masivas, ya que medidas como una buena higiene y un comportamiento sexual seguro ayudarán a controlar su propagación, dijo el lunes un alto funcionario del organismo.

En una entrevista con Reuters, Richard Pebody, quien dirige el equipo de patógenos de alta amenaza en OMS Europa, afirmó que los suministros inmediatos de vacunas y antivirales son relativamente limitados.

Las declaraciones coinciden con el proceso de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos para liberar algunas dosis de la vacuna Jynneos para usar en casos de viruela del mono.

Virus sin mutaciones

Rosamund Lewis, jefa de la secretaría de la viruela, que forma parte del Programa de Emergencias de la OMS, dijo en una sesión informativa que las mutaciones suelen ser menores con este virus, aunque la secuenciación del genoma de los casos ayudará a comprender el brote actual.

Los más de 100 casos sospechosos y confirmados del reciente brote en Europa y América del Norte no han sido graves, dijo por su parte la jefa de enfermedades emergentes y zoonosis de la OMS y responsable técnica de COVID-19, Maria van Kerkhove.

“Se trata de una situación contenible”, señaló.

Los brotes son atípicos, según la OMS, ya que se producen en países donde el virus no circula regularmente. Los científicos están tratando de entender el origen de los casos y si algo del virus ha cambiado.

¿Hay algún tipo de tratamiento? 

No existen tratamientos o vacunas específicos contra la viruela del mono, pero se pueden contener los brotes, explica la OMS.

En el pasado se demostró que la vacunación antivariólica tiene una eficacia del 85% en la prevención de la “ortopoxvirosis simia”, pero la vacuna ya no está disponible, después de la interrupción de su fabricación tras la erradicación mundial de la viruela.

La buena noticia es que la vacuna contra la viruela funciona contra la viruela de mono; la mala noticia es que la mayoría de las personas menores de 45 años no están vacunadas

tuiteó el epidemiólogo Eric Feigl Ding

Con información de AFP y Reuters.