14 de enero 2021 | 1:19 pm

México busca llegar a un consenso con los países del G20 y otras naciones para trabajar en una propuesta conjunta contra la censura ejercida por privados, tras la suspensión de las redes sociales del presidente estadounidense Donald Trump.

“Les adelanto que la primera reunión que tengamos del G20 voy a hacer un planteamiento sobre este asunto”, dijo este jueves el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Al respecto, el Secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, dijo que esas compañías violan la libertad de expresión.

La instrucción que tenemos del señor presidente es establecer contacto con todas y todos, compartir esta preocupación y trabajar para poder hacer una propuesta en conjunto. Hay un desacuerdo mundial sobre el tema

dijo Ebrard este jueves

El funcionario aseguró haber contactado a aquellos líderes o países que piensan “igual”, como la canciller alemana Angela Merkel -quien advirtió que los legisladores, no las empresas, deberían decidir sobre posibles restricciones a la libertad de expresión- y a las naciones del G20, un grupo integrado por 19 países industrializados y emergentes más la Unión Europea.

Además, agregó Ebrard, ha iniciado acercamientos con varias naciones en África, América Latina y el Sureste Asiático.

“No se admite que una empresa o grupo de empresas puedan determinar quién tiene derecho y quién no”, agregó sobre la postura mexicana respecto al asunto.

“Eso sería como admitir que haya un gobierno supranacional que determine cuales son la libertades de los ciudadanos”, dijo el canciller.

Vetar a Trump fue lo correcto: Jack Dorsey

El CEO de Twitter, Jack Dorsey, defendió como “una decisión correcta” el veto a Trump tras el ataque al Capitolio, pero agregó que sienta un precedente peligroso: “el poder que un individuo o corporación tiene sobre una parte de la conversación pública global”.

Twitter eliminó la semana pasada la cuenta de Trump, que tenía 88 millones de seguidores, debido al riesgo de más violencia tras el asalto al Capitolio por parte de partidarios del mandatario.

Tener que tomar estas acciones fragmenta la conversación pública. Nos dividen. Limitan el potencial de aclaración, redención y aprendizaje. Y sientan un precedente que considero peligroso: el poder que un individuo o corporación tiene sobre una parte de la conversación pública global,

escribió Dorsey en Twitter

En su hilo de Twitter, Dorsey sostuvo que si bien no se enorgullecía de la prohibición, “el daño fuera del internet como resultado del discurso en línea es demostrablemente real”.

Aun así, agregó, “si bien hay excepciones claras y obvias, creo que una prohibición es un fracaso nuestro en última instancia para promover una conversación saludable”.

Twitter ha introducido una serie de medidas durante el último año, como etiquetas, advertencias y restricciones de distribución para reducir la necesidad de tomar decisiones sobre la eliminación total del contenido del servicio.

Con información de AFP y Reuters