17 de agosto 2020 | 10:03 am

El gobierno del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció el lunes que endurecerá las restricciones a Huawei con el objetivo de acabar con su acceso a procesadores disponibles en el mercado.

Las medidas del Departamento de Comercio, reportadas en un inicio por Reuters, ampliarán las restricciones anunciadas en mayo para evitar que la firma china de telecomunicaciones consiga semiconductores sin una licencia especial -incluidos procesadores elaborados por empresas extranjeras que han sido desarrollados o producidos con software o tecnología de Estados Unidos.

El gobierno también sumará a 38 filiales de Huawei en 21 países a la lista negra económica de Estados Unidos, dijeron las fuentes, elevando el total de filiales a 152 desde que Huawei fue incluida en mayo de 2019.

Las nuevas medidas, que entran en vigor de inmediato, deberían evitar los intentos de Huawei por eludir los controles a las exportaciones de Estados Unidos, dijo el Departamento de Comercio.

“Aclara que estamos cubriendo los diseños existentes que Huawei podría estar buscando comprar a otros diseñadores”, dijo un funcionario del Departamento de Comercio a Reuters.

Una nueva norma exige que las compañías en la lista negra económica obtengan una licencia cuando una firma como Huawei actúen “como comprador, consignatario intermedio, consignatario final o usuario final”.

El departamento también confirmó que no extenderá una licencia general temporal que expiró el viernes para usuarios de aparatos de la compañía china y proveedores de telecomunicaciones. Las partes ahora deben presentar solicitudes de licencia para transacciones previamente autorizadas.

El secretario de Comercio, Wilbur Ross, dijo a Fox Business que las restricciones impuestas a Huawei en mayo “las llevaron a realizar algunas medidas evasivas. Ellos recurrieron a terceras partes”, dijo Ross. “La nueva norma aclara que cualquier uso de software estadounidense o equipo de fabricación estadounidense está prohibido y necesita de una licencia”.

Mike Pompeo,secretario de Estado, dijo que el cambio de norma “evitará que Huawei eluda la ley estadounidense a través de la producción de chips alternativos y el suministro de procesadores existentes”.

Huawei no hizo comentarios de inmediato.

Las relaciones entre Estados Unidos y China están en su peor nivel en décadas; la administración de Donald Trump presiona a otros gobiernos del mundo para excluir a Huawei de sus redes, argumentando que la empresa entregará los datos al gobierno chino para espionaje. Huawei niega que espíe para China.