fbpx

5 de marzo 2019 | 5:09 pm

El equipo del líder opositor venezolano, Juan Guaidó, pidió al grupo financiero Citibank una prórroga de 120 días para recomprar el oro que fue garantía de un canje otorgado al gobierno de Nicolás Maduro, en un intento por resguardar las reservas del metal, aseguraron tres fuentes al tanto de las conversaciones.

Los asesores del también jefe de la Asamblea Nacional, quien en enero asumió como presidente interino, iniciaron a mediados de febrero las gestiones con la entidad estadounidense a fin de detener la ejecución de la garantía, la cual debería ocurrir este mes.

No estaba clara la fecha exacta de vencimiento de la operación en la que el banco podría tomar control del oro.

“Se le solicitó a Citibank un plazo de 120 días porque estamos trabajando en el cese de la usurpación y el gobierno de transición”, detalló una de las fuentes aludiendo a los intentos de la oposición por forzar una salida del gobierno de Maduro.

En un reporte presentado al regulador estadounidense el 22 de febrero, Citibank indicó que el Banco Central de Venezuela (BCV) había acordado en marzo recomprar un “significativo volumen de oro” como parte de un acuerdo firmado en 2015 bajo el cual el emisor vendió oro por unos 1,600 millones de dólares.

En el pacto, el BCV acordó volver a comprar el oro que mantenía en el Banco de Inglaterra y pasó a manos de Citibank en unas fechas y por volúmenes determinados, agregó el texto, que solo detalló que “la próxima fecha es en marzo de 2019”.

“Todavía se espera respuesta de Citibank a la petición”, señaló otra de las fuentes consultadas y que asesora al líder opositor.

La medida forma parte de la estrategia de protección de activos externos de Guaidó, quien ha sido reconocido por Estados Unidos, la mayoría de los países europeos y de la región como el presidente legítimo de Venezuela.

Este esfuerzo arrancó luego que el gobierno del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, impusiera más sanciones a la estatal petrolera PDVSA, que afectan los ingresos que generan las exportaciones venezolanas de crudo.

Hace cuatro años, el gobierno de Maduro empezó a hacer operaciones de canje con garantías en oro para tener liquidez ante la merma de ingresos petroleros. En el 2017, dejó vencer una operación con Deutsche Bank porque para ese momento enfrentaba elevados compromisos de deuda.

Pero en el 2018 la estrategia del gobierno cambió y le pagó en efectivo a Citibank y al Deutsche Bank dos canjes para recuperar el oro, lo que le permitió a la nación OPEP aumentar las posiciones del metal en el Banco de Inglaterra, lingotes que el Banco Central de Venezuela ha buscado repatriar, sin éxito.

Maduro, quien inició su segundo mandato en enero cuestionado por haber ganado en unas elecciones consideradas fraudulentas por sus adversarios, ha estado urgido de fondos, y en enero el emisor vendió a una firma de Emiratos Árabes tres toneladas de oro. En febrero, el oficialismo sacó otras ocho toneladas del metal presuntamente para ser colocadas fuera del país.