8 de enero 2020 | 11:20 am

Durante sus declaraciones tras el ataque a bases militares estadounidenses en Irak, el presidente Donald Trump subrayó que Estados Unidos no necesita el petróleo de Medio Oriente e impuso nuevas sanciones a Irán.

Somos el productor número uno de petróleo y de gas natural a nivel mundial y no necesitamos el petróleo de Medio Oriente,

dijo Trump en un discurso de la Casa Blanca. 

En los ataques con misiles ocurridos el martes por la noche no hubo heridos ni muertos, dijo el mandatario.

“Ningún estadounidense sufrió daños en el ataque de anoche por parte del régimen iraní. No tuvimos víctimas. Nuestras grandes fuerzas estadounidenses están preparadas para cualquier cosa. Irán parece estar calmándose”, agregó el mandatario.

También instó a Reino Unido, Alemania, Francia, Rusia y China a abandonar el pacto nuclear con ese país y le pidió a la OTAN que se involucre más en Medio Oriente.

Firmamos un acuerdo nuclear en 2013 y se les dio (a Irán) 150,000 millones de dólares en efectivo, y en lugar de decir gracias a Estados Unidos, ellos cantaron la muerte a América,

indicó Trump.

OTAN coincide con Trump

Tras el discurso de Trump, el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, coincidió en que los miembros de la Alianza deben “implicarse más” en Oriente Medio, durante una entrevista telefónica.

Ambos responsables coincidieron que la Alianza Atlántica “podría contribuir más a la estabilidad regional”, según un comunicado.

“Decidieron igualmente permanecer en estrecho contacto sobre esa cuestión”, precisó.

A causa de la tensión, la Alianza suspendió el pasado sábado sus operaciones de entrenamiento del ejército iraquí, y luego añadió que iba a trasladar temporalmente parte de su personal al extranjero.

Con información de AFP y Reuters