3 de diciembre 2020 | 9:30 am

Donald Trump insinuó que podría ser candidato a la presidencia de Estados Unidos en 2024, una nueva señal de los planes del mandatario ante los resultados de las elecciones del 3 de noviembre.

Aunque ya dio órdenes de iniciar el proceso de transición, el presidente Trump se ha negado a ceder totalmente y sus abogados continúan presentando impugnaciones legales al resultado de la elección presidencial, al denunciar fraude electoral sin proporcionar evidencias.

Al respecto, tanto funcionarios electorales estatales como federales han reiterado que no existen pruebas.

En una recepción en la Casa Blanca el pasado 1 de diciembre, Trump pareció reconocer que esos esfuerzos legales podrían fracasar e insinuó que podría volver a ser candidato.

“Estamos tratando de estar otros cuatro años; de lo contrario, los veré en cuatro años”, dijo al grupo reunido según una fuente republicana que estaba en el evento.

El fiscal general William Barr, un aliado de Trump, señaló que el Departamento de Justicia tampoco ha encontrado evidencias de fraude generalizado.

El secretario de Estado de Georgia, Brad Raffensperger, aseguró que Biden se dirigía a la victoria después de un segundo recuento en el estado, al tiempo que criticó duramente a Trump por fomentar afirmaciones falsas.

Mientras tanto, el mandatario electo Joe Biden sigue preparándose para hacer frente a la pandemia, que probablemente será su primer gran desafío en el cargo.

Biden, quien ha prometido actuar rápidamente para proporcionar más recursos para combatir la crisis sanitaria tras su investidura el 20 de enero, tenía programado reunirse previamente con trabajadores y dueños de negocios para hablar sobre cómo les ha afectado el coronavirus.

Estados Unidos alcanzó este miércoles un nuevo y triste récord al registrar más de 100,000 personas hospitalizadas con COVID-19.

Es el país más enlutado por la pandemia, con más de 273,000 de las casi 1.5 millones de muertes que se han registrado en el mundo.

Además, reportó más de 2,700 nuevas muertes por COVID-19, un nivel diario que no veía desde abril, según la Universidad Johns Hopkins. También se sumaron 195.121 infecciones en un día.

Con información de Reuters