Donald Trump

8 de enero 2019 | 8:58 pm

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump emitió este martes un mensaje televisivo en el que calificó a la situación que se vive en la frontera con México como “una crisis de corazón y de alma”, en relación a los problemas sociales que se derivan de la migración ilegal y el narcotráfico.

Trump cambió el tono tradicional de su discurso durante el mensaje ofrecido desde la Oficina Oval de la Casa Blanca para convencer a los demócratas de que apoyen su plan de construir un muro fronterizo.

El mandatario alegó que la frontera sur de Estados Unidos atraviesa por una “crisis humanitaria” que debe frenarse con la construcción de un muro de acero, para el cual se requieren 5,700 millones de dólares. Lo anterior en un intento para obtener los recursos financieros necesarios para cumplir con la promesa de campaña que ha provocado la paralización del gobierno más larga en la historia, que hasta el momento lleva 18 días.

Demócratas rechazan la idea

Al respecto la líder demócrata de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi acusó a Trump de usar como “rehenes” a los estadounidenses por el cierre de gobierno y mencionó que el mandatario quiere que los ciudadanos paguen con sus impuestos por “un muro inservible”.

Por su parte, el representante de la minoría en el Senado, Chuck Schumer mencionó que Estados Unidos puede aceptar a inmigrantes ilegales y refugiados sin que esto amenace la seguridad nacional, a la vez que también rechazó la construcción del muro.   

De acuerdo con Trump, el muro se pagará solo, entre otras cosas, gracias al tratado de libre comercio que alcanzó con México y Canadá. El presidente finalizó su discurso con el pedimento a Dios para enfrentar esta crisis.

Según una encuesta de CNN, el 57% de los estadounidenses se niegan a la construcción del muro.

Con información de AFP