21 de diciembre 2018 | 7:10 pm

Actualización 11:05 pm

El Gobierno de Estados Unidos cerró parcialmente en el primer minuto del sábado en Washington DC (11 de la noche hora de la Ciudad de México) después de que el Congreso no logró un acuerdo sobre un proyecto de ley de financiamiento federal,

La Cámara de Representantes de Estados Unidos levantó la sesión de trabajo legislativo poco antes de las 19:00 horas del viernes y regresará de su receso al mediodía del sábado, cuando buscarán una solución a la demanda del mandatario estadounidense Donald Trump de 5,700 millones de dólares para el muro fronterizo con México, mientras los demócratas han advertido que no aprobarán ningún plan que incluya financiamiento para ese proyecto.

Esta paralización es la más reciente evidencia de disfunción en Washington y no sería un buen augurio para el próximo año, cuando los demócratas fortalecerán su oposición al mandatario al tomar el control de la Cámara de Representantes.

“El presidente Trump ha hecho un berrinche y ahora nos tiene corriendo hacia una ‘paralización de Trump’ en Navidad”, dijo el líder demócrata en el Senado, Chuck Schumer. “No va a conseguir el muro hoy, la próxima semana, ni el 3 de enero, cuando los demócratas tomen control de la Cámara baja”, agregó.

¿Qué pasará?

El cierre se produce en vísperas de la Navidad y además en un momento en que muchas oficinas están haciendo los cierres de balance de final de año.

Hay nueve dependencias afectadas: Seguridad Interior (DHS), del Interior, de Estado, el Tesoro, Agricultura, Desarrollo Urbano, Transporte, Comercio y Justicia.

Más de 420,000 trabajadores se verán obligados a laborar sin paga, pues sus funciones están clasificadas como esenciales.

En ese rubro entran 99% de los empleados del Departamento de Seguridad Nacional, entre ellos oficiales de cárceles, agentes de seguridad fronteriza y aduanas, controladores de tráfico aéreo, justo en la temporada vacacional decembrina en la que millones de viajeros pasarán por los aeropuertos.

Los trabajadores del Servicio Forestal, enfrascados durante semanas en el combate de incendios, también trabajarán sin paga, así como miles de agentes del FBI y de la DEA y los encargados de la seguridad en las cárceles.

Además, 380,000 empleados cuyas labores no son clasificadas como esenciales serán enviados a sus casas sin goce de sueldo, por ejemplo, casi todos los trabajadores de NASA y 86% de los del Departamento de Comercio.

Las operaciones de las agencias encargadas de emitir nuevos pasaportes funcionarán hasta que les alcancen los recursos, dijo el Departamento de Estado.

Un shutdown largo, la amenaza de Trump

El mandatario amenazó con que el shutdown será largo si no le conceden los fondos para construir el muro.

“Si los demócratas votan no, tendremos un cierre que durará mucho tiempo”, advirtió Trump este viernes por la mañana.

A pesar de los riesgos y afectaciones a miles de empleados federales, Trump continuó defendiendo los méritos de tener un muro en la frontera con México, cuyo financiamiento frena la aprobación del presupuesto en el Congreso.

“Los demócratas están tratando de minimizar el concepto del muro, dicen que está pasado de moda, pero el hecho es que nada más funcionará, y ha sido así durante miles de años. Es como la rueda, no hay nada mejor”, tuiteó el presidente a primera hora de la mañana.

“Conozco la tecnología mejor que nadie”, agregó.

Trump convirtió la lucha contra la inmigración ilegal en uno de los principales temas de su presidencia.

Con información de Reuters