fbpx
Argentina

20 de agosto 2019 | 10:47 am

Nota del editor: noticia actualizada a las 13:22 horas

El nuevo ministro de Hacienda de Argentina, Hernán Lacunza, prometió este martes estabilizar el mercado cambiario y cumplir la meta fiscal acordada con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

La prioridad será “garantizar el tipo de cambio como objetivo de primer orden en este proceso electoral”, dijo el ministro en una rueda de prensa al asumir el cargo.

El anuncio de Lacunza se da una semana después de que el peso se depreciara 20% frente al billete verde.

“Garantizaremos el cumplimiento de las metas fiscales”, en medio de los cambios abruptos del mercado tras la derrota de Mauricio Macri en las elecciones primarias del pasado 11 de agosto.

Nicolás Dujovne, quien dejó el cargo la semana pasada, ocupó el ministerio desde enero de 2017 y fue el principal impulsor del acuerdo con el FMI con el que prevé un fuerte ajuste para llegar al equilibrio fiscal, a cambio de un préstamo récord de 57,600 millones de dólares.

“El tipo de cambio está largamente por encima de su valor de equilibrio”, afirmó Lacunza al referirse a la depreciación del peso, que este martes se cotiza en 55.58 dólares.

Tenemos sobrados argumentos para salir adelante, garantizar la tranquilidad de los argentinos y legar al próximo mandato (que se inicia el 10 de diciembre) una plataforma consistente y robusta para recuperar el crecimiento,

dijo el ministro.

Poco después, el presidente del banco central, Guido Sandleris, ratificó la meta de estabilidad en el mercado cambiario para evitar una profundización de la inflación (25% hasta julio).

“El salto reciente en el tipo de cambio está teniendo impacto negativo en los precios. La inflación subirá lamentablemente en septiembre y octubre”, adelantó Sandleris.

Argentina celebrará elecciones presidenciales el próximo 27 de octubre con el opositor de centroizquierda Alberto Fernández que parte como favorito, tras las primarias en las que obtuvo 47% de los votos.

FMI enviará una misión a Argentina

El FMI dijo que un equipo de expertos viajará “pronto” a Buenos Aires y que está en “diálogo continuo con las autoridades” del país.

“Estamos en diálogo continuo con las autoridades mientras trabajan en sus planes de políticas para abordar la difícil situación que enfrenta el país. Un equipo del FMI viajará a Buenos Aires pronto”, expresó en un comunicado el portavoz de la entidad, Gerry Rice.

El FMI también manifestó que está siguiendo “de cerca” los desarrollos recientes en Argentina, después de las elecciones primarias.

Peso cierra al alza con activa intervención del banco central

La moneda argentina cambió de rumbo intradiario y se apreció al cierre gracias a una activa intervención del banco central, en momentos que el gobierno se comprometió a mantener la tranquilidad cambiaria tras una fuerte caída de la moneda durante la semana previa y un rebote inflacionario.

Operadores dijeron que, tras el feriado nacional de la víspera, la moneda en el mercado mayorista ganó 0.47%, a 54.71/54.74 por cada dólar, luego de ceder en la apertura hasta el 1% a 55.55 unidades para la venta.

El banco central vendió 112 millones de dólares con sus reservas, en tres licitaciones, más otros 60 millones por cuenta del Tesoro en dos ventas.

El titular de la entidad, Guido Sandleris, reconoció que el país sufrirá una nueva alza inflacionaria por el reciente derrumbe del peso, que consideró que actualmente está en un nivel “competitivo”.

El peso se depreció casi 18% la semana previa como respuesta al duro golpe electoral que recibió el gobierno en los comicios primarios.

Con información de Reuters