fbpx
(iStock)

5 de octubre 2018 | 6:31 pm

La banca suiza era sinónimo de secrecía, por lo que este país europeo era el preferido de quienes querían mantener sus cuentas bancarias alejadas de las manos del fisco, pero eso se terminó.

Suiza puso fin el secreto bancario y a finales de septiembre empezó a realizar los primeros intercambios automáticos de información financiera con otros países, informó la administración fiscal suiza.

Estos intercambios conciernen a los estados miembros de la Unión Europea y a nueve estados y territorios entre los que se encuentran Canadá, Noruega y Japón. El objetivo es poner fin a la evasión fiscal.

Ni Chipre ni Rumania pueden intercambiar información ya que no cumplen con las exigencias internacionales en materia de confidencialidad y seguridad de datos.

Unas 7,000 instituciones financieras, entre bancos, fondos y compañías de seguros, están registradas ante la Asociación Federal de Contribuciones suiza (AFC) y obligadas a recoger y transmitir a esa autoridad los datos que sean necesarios.

Hasta ahora, la AFC ha enviado información sobre aproximadamente 2 millones de cuentas a los estados socios y ha recibido información de un número similar de cuentas.

El intercambio de información, que incluye datos personales y números de identificación fiscal, tendrá lugar cada año. En 2019, Suiza prevé intercambiar datos financieros con unos 80 países.

Con información de AFP