26 de julio 2021 | 9:03 am

La subocupación en México pasó de 7.1 millones de personas en mayo a 6.8 millones en junio, es decir, hubo una disminución de 300,000 trabajadores en un mes, informó este lunes el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi). 

Este sector del mercado laboral agrupa a aquellas personas que tienen la necesidad y disponibilidad para trabajar más horas de lo que su ocupación actual les demanda.

Con este descenso, la tasa de subocupación llegó a 12.4%, la más baja desde el inicio de la crisis económica por la pandemia del COVID-19, pero aún es mayor a la tasa de 9.1% que se registró en marzo del año pasado. 

Por sexo, la tasa de subocupación en los hombres bajó de 12.7% a 12% y en las mujeres hubo de 13.1% a 13% en el sexto mes del año, dijo el Inegi. 

En cuanto a la informalidad laboral, en junio tuvo un descenso marginal a 55.4% —desde el 55.5% de mayo— con un total de 30.5 millones de personas.

“La población ocupada en la informalidad laboral considera, sin duplicar, a los que son laboralmente vulnerables por la naturaleza de la unidad económica para la que trabajan, con aquellos cuyo vínculo o dependencia laboral no es reconocido por su fuente de trabajo”, de acuerdo con el Inegi. 

En la informalidad se incluye a los ocupados por cuenta propia en la agricultura de subsistencia y trabajadores que laboran sin la protección de la seguridad social y cuyos servicios son utilizados por unidades económicas registradas.

De manera general, la tasa de desocupación se mantuvo en 4% durante junio y agrupa a 2.3 millones de trabajadores. 

Hasta junio, la Población Económicamente Activa (PEA) fue de 57.4 millones de personas, de las cuales el 96% está ocupada.