31 de julio 2019 | 9:29 am

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) cerró el primer semestre de 2019 con un subejercicio en el gasto de 174,000 millones de pesos.

“El gasto neto pagado fue inferior al programa en 174,484 millones de pesos, resultado de un menor gasto programable de 123,751 millones de pesos y de un gasto no programable inferior en 50, 734 millones de pesos a lo previsto para el periodo”, detalló el martes la SHCP en un comunicado.

Pese a lo informado por la dependencia, el presidente Andrés Manuel López Obrador negó este miércoles que haya subejercicio y dijo que se ha ahorrado en el gasto corriente.

“Yo tengo otra información de la Secretaría de Hacienda. Son enfoques distintos, yo considero que en el gasto corriente hemos ahorrado y eso es lo que pueden estar llamando subejercicio”, afirmó el mandatario esta mañana en conferencia.

La dependencia detalló que en el primer semestre de 2019, los ingresos presupuestarios del gobierno federal fueron superiores al programa en 12,111 millones de pesos y tuvieron un crecimiento de 1.7% en términos reales respecto al mismo periodo del año anterior.

Los ingresos presupuestarios crecieron 0.6%, mientras los ingresos petroleros tuvieron una baja de 16.7% y los tributarios aumentaron 4.4%.

La recaudación por Impuesto Especial Sobre Producción y Servicios (IEPS) creció 32.6%, mientras que la del Impuesto al Valor Agregado (IVA) cayó 0.4% y la del Impuesto Sobre la Renta (ISR) subió 1.5%.

De acuerdo con el Informe sobre la Situación Económica, las Finanzas Públicas y la Deuda Pública al segundo trimestre de 2019, se ha observado una menor expansión en la actividad económica.

“La actividad industrial y la inversión han mostrado una mayor debilidad, mientras que las exportaciones no petroleras continúan presentando una tendencia positiva y el mercado laboral un desempeño estable, con crecimientos en el salario real”, explica el comunicado.

Hacienda también señaló que durante el segundo trimestre de 2019 la economía mundial continuó mostrando signos de desaceleración, en un contexto de tensiones comerciales y conflictos geopolíticos

La deuda neta sumó al cierre de junio un saldo de 10 billones 965,200 millones de pesos, cifra mayor a la reportada en diciembre pasado de 10 billones 829,900 millones de pesos. Esto significa que la deuda como porcentaje del PIB pasó de 44.3% a 44.8% en seis meses.

El gasto público disminuyó 4.5% en el periodo de referencia. Los organismos descentralizados presentaron una caída de 17.1%  al sumar 43,500 millones de pesos.