Aumento salario mínimo (Foto: Presidencia)

16 de diciembre 2019 | 6:55 pm

En 2020, los trabajadores mexicanos que ganan un salario mínimo verán una mejora en su poder adquisitivo con el aumento que tendrá éste.

El Consejo de Representantes de la Comisión Nacional de Salarios Mínimos (Conasami) acordó aumentar el salario mínimo de 102.68 a 123.22 pesos diarios (3,758.21 pesos mensuales) a partir del 1 de enero de 2020.

El aumento total será de 20% que se da de un Monto Independiente de Recuperación (MIR) de 14.67 pesos y un incremento de 5%. Mientras que en la Zona Libre de la Frontera Norte (ZLFN) pasará de 176.72 a 185.56 pesos diarios (5,659.58 pesos), esto es, un aumento de 5%.

Al cierre de noviembre, la canasta alimentaria más la no alimentaria, es decir, la línea de bienestar, era de 3,150.60 pesos mensuales en zonas urbanas, lo cual cubre los gastos solo para una persona, de acuerdo con el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

De esta manera, el salario mínimo general superará en 607.61 pesos la línea de bienestar mínimo, insuficiente aún para otra persona, mientras que en la ZLFN la superará en 2,508.99 pesos.

En un mensaje en el Salón Tesorería de Palacio Nacional, con el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, líderes sindicales y líderes empresariales como el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) y la Coparmex, la titular de la Secretaría del Trabajo, Luisa María Alcalde, dijo que la medida beneficiará a 3.4 millones de trabajadores.

Durante el periodo neoliberal se buscó que México fuera competitivo a través de ofertarle al mundo mano de obra barata. El modelo de crecimiento económico que, dicho sea de paso, demostró ser un fracaso, se dio a expensas del ingreso de los trabajadores y de sus familias. Queremos que nuestra competitividad se sustente en una fuerza laboral que cada vez esté mejor capacitada y con mayor calificación

 Luisa María Alcalde.

El presidente comentó que al descontar la inflación del orden de 3%, el aumento en términos reales es de 17%, algo que no se veía desde hace más de cuatro décadas, por eso, dijo es importante recuperar todo lo que perdió el salario mínimo, de manera gradual, sin ocasionar desequilibrios como la inflación.

“Les agradezco a los dirigentes de los trabajadores, de las organizaciones obreras por ayudar en este propósito de que aumente el salario mínimo, y agradecerle también al sector empresarial porque los dirigentes obreros tienen esta responsabilidad de  demandar aumentos, pero que esta iniciativa esté apoyada, impulsada por los representantes del sector empresarial, es algo excepcional, son empresarios que tienen dimensión social”, dijo López Obrador.

El alza precede al aumento total de 16% que se dio para el salario mínimo de 2019. Ante esto el Centro de Análisis Multidisciplinario (CAM) de la UNAM dijo entonces que con ese incremento y la inflación promedio de 4.9 % de 2018, las clases trabajadoras tendrían que esperar hasta el año 2040 para recuperar el poder adquisitivo del salario de los años ochenta.

Y esto sería solamente en alimentos, es decir, faltaría incluir vivienda, transporte, educación, salud, vestido y calzado, cultura y esparcimiento como dice la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. La nueva moneda de cambio es jugar literalmente con la esperanza de la gente; si no te alcanza, que tu hambre y la pobreza espere hasta el año 2040

dice el reporte del CAM.

Carlos Salazar Lomelín, presidente del CCE, dijo en el mensaje que con el aumento se superará la línea de bienestar mínimo de Coneval, la cual ellos llaman ‘la línea del bienestar individual’, e indicó que todas las organizaciones empresariales harán esfuerzos constantes para alcanzar la línea mínima de bienestar de las familias mexicanas, de tal manera que cada mes una familia tenga un ingreso de por lo menos 6,500 pesos.

“Desde hace meses hemos iniciado en los sectores empresariales, insisto, representados esta noche un proceso voluntario donde estamos haciendo que las empresas se unan, una tras otra, sectores completos a lo que nosotros le estamos llamando llegar lo más rápido a la línea del bienestar familiar”, dijo Carlos Salazar.

La iniciativa se llama “Ingreso por el bienestar” y fue anunciada a inicios de noviembre como una medida contracíclica que busca sacar a la economía del estancamiento, para lo cual 100 empresas con operaciones en el país se aliaron para garantizar que los empleados no ganen menos de 6,500 pesos brutos al mes.

En la iniciativa, participan empresas de diversos sectores y tamaño como manufactura y servicios y compañías como Citibanamex, Empresas Tajín, Grupo Zapata, Arca, Nestlé, por mencionar algunas, y se implementará a partir del 1 de diciembre.

“Va a ayudar este aumento desde luego a la economía porque se fortalece el mercado interno. Si hay más ingresos, hay más reactivación económica, hay más ventas para los comercios; y esto con otros factores nos va a permitir que mejore la economía, que haya crecimiento económico. Tenemos ya las bases para crecer en el país, que tenemos como bases para que haya crecimiento. Este acuerdo que es importante, de fortalecer la economía popular”, comentó el presidente López Obrador.