Reserva Federal EU

19 de agosto 2020 | 2:43 pm

Las autoridades de la Reserva Federal (Fed) analizan hacer ajustes en política monetaria que podrían hacer que el banco central estadounidense mantenga las medidas de estímulo agresivas por mucho más tiempo de lo que había mostrado antes, mostraron las minutas de su última reunión.

Las minutas del encuentro del 28 y 29 de julio, publicadas este miércoles, también mostraron que los participantes estaban preocupados de que una recuperación de la recesión económica desencadenada por la pandemia enfrente un camino demasiado incierto.

Los participantes estimaron que la rápida recuperación del empleo observada en mayo y junio probablemente se ha desacelerado y que una “mejoría sustancial” adicional del mercado laboral dependerá de una reapertura “amplia y sostenida” de la actividad empresarial.

Las minutas también mostraron que las autoridades del banco central se acercaban a un acuerdo sobre los cambios en el marco de política monetaria, incluidas variaciones en su comunicado de objetivos a largo plazo y estrategia de política monetaria.

Los funcionarios de la Fed “acordaron que (…) refinar el comunicado podría ser útil para aumentar la transparencia y la responsabilidad de la política monetaria”, según las minutas.

Los participantes apuntaron que la Declaración sobre los Objetivos a más Largo plazo y la Estrategia de Política Monetaria sirve como base para las acciones de política monetaria del Comité y que sería importante finalizar todos los cambios al comunicado en un futuro próximo,

agregaron.

Las autoridades del banco central decidieron renovar su enfoque de política monetaria a finales de 2018, cuando les preocupaba que la baja inflación y las bajas tasas de interés a nivel mundial significaran que necesitarían herramientas más fuertes que antes para combatir futuras recesiones.

Eso fue mucho antes de que la pandemia pusiera fin a un período récord de crecimiento y llevara a la mayor economía del mundo a su caída más profunda desde la década de 1930.

En la coyuntura actual, con la tasa de desempleo en 10.2%, los drásticos recortes este mes en la ayuda gubernamental a los hogares y las empresas, y la continua propagación del COVID-19, cambiar el marco general de la Fed puede tener poco impacto a corto plazo en la política monetaria.

Pero podría indicar que el organismo está dispuesto a mantener el pie en el acelerador monetario y quizás emprender acciones aún más agresivas en el futuro.

En la reunión de política de julio, las autoridades también dijeron que las perspectivas para la economía dependían de la trayectoria del virus, que ha provocado la muerte de 172,500 personas en ese país, según datos de la Universidad Johns Hopkins.

Advertisement