Retiro desempleo. Freepik

22 de julio 2020 | 8:00 am

El presidente Andrés Manuel López Obrador presentó este miércoles lo que será una iniciativa de ley para reformar el sistema de pensiones, que se logró con la colaboración del sector obrero y privado, especialmente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), encabezado por Carlos Salazar Lomelín.

Arturo Herrera, secretario de Hacienda, indicó que con esta reforma, el monto que reciban los pensionados, esto es, la tasa de reemplazo, aumentará en 40%, esto con el incremento de las aportaciones de los patrones, que aumentará de 5.15 a 13.87% de forma gradual en los siguientes ocho años.

En el caso de las aportaciones gubernamentales, se modificará su composición a “cuota social” para concentrarse en trabajadores con menores ingresos. Con esto se elimina la idea que circuló entre analistas las últimas semanas, sobre la posibilidad de que el manejo del dinero de los trabajadores podría quedar estatizado, en un fondo gubernamental.

Mario Delgado, coordinador del grupo parlamentario de Morena y presidente de la Junta de Coordinación Política en la Cámara de Diputados, dijo que la presión fiscal no sería tanta para el gobierno.

“No habrá la presión para este gobierno, es para los siguientes. Pero este es un gobierno responsable porque la transformación de eso se trata, no de posponer los problemas sino resolverlos”, dijo.

Sin embargo, la disminución de semanas y los detalles que se darán a conocer en los próximos días sobre la Pensión Garantizada sí van a implicar un costo fiscal ante la contribución amplia que tendrá el gobierno en la mejora de las aportaciones a los trabajadores, dijeron dos fuentes de alto nivel del gobierno a EL CEO, tras el anuncio esta mañana.  

El truco de la reforma al sistema de pensiones es que será gradual, lo que da tiempo a las empresas de ajustarse, por lo que fue la mejor salida para evitar propuestas radicales como la estatización del dinero de los ahorradores en una administradora gubernamental, según las fuentes.

El acuerdo se firmó hace varias semanas con todas las organizaciones empresariales y además del gobierno, el CCE y el sector obrero, la propuesta fue consensuada con la Asociación Mexicana de AFORES (Amafore) y la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar). 

Las mejoras

Actualmente, la tasa de reemplazo, es decir, el porcentaje del último sueldo con el que se retirará el trabajador, es de en promedio 27%, la más bajas de los países que integran la Organización para la Cooperación y el Desarrollo (OCDE).

 

Fuente: Secretaría de Hacienda

 Actualmente, sólo 34% de los trabajadores alcanza la pensión garantizada; con la propuesta, 82% va a tener acceso a la pensión garantizada

 dijo Arturo Herrera, secretario de Hacienda.

La iniciativa también prevé reducir los años de cotización que actualmente se solicitan y pasará de 25 a 15 años, con 750 semanas de cotización, como requisito para acceder a la pensión mínima garantizada para las primeras generaciones. Con un alza gradual para alcanzar las 1,000 semanas.

Para los mexicanos que ingresan hasta un salario mínimo el beneficio sería de 103% y de 54% para los que ganan hasta cinco salarios mínimos.

Asimismo, la iniciativa busca elevar los rendimientos de las Afores, al abrir el abanico de posibilidades de inversión que actualmente tienen. Mientras que las Afores tendrán que reducir gradualmente sus comisiones, con base en estándares internacionales para disminuir el costo de su gestión para los trabajadores. Algo que ya se había aprobado previamente.

Carlos Salazar indicó que en el sector empresarial, contó con el apoyo de las 12 organizaciones que son representadas por el CCE.

Ricardo Monreal, presidente de la Junta de Coordinación Política del Senado, sostuvo que con la propuesta de reforma al sistema de pensiones se esfuma el ‘fantasma’ de la estatización.

“Cuando el presidente Andrés Manuel López Obrador anunció hace unas semanas que estaba en proceso de revisión (las Afore), leí muchas columnas financieras y dijeron: ‘ahí viene la estatización’. ‘El gobierno va a estatizar los fondos de ahorro para el retiro’. Con este evento, con este acuerdo, que se traducirá en ley, se esfuma el fenómeno y el ‘fantasma ‘con el que asustan de la nacionalización o estatización de los fondos de los trabajadores”, dijo.

En el plan, que será enviado esta semana a la Cámara de Diputados y será discutido en septiembre, se prevé elevar hasta en un 40 por ciento el monto que reciben los pensionados y en bajar de 25 a 15 años el límite para acceder a este beneficio.

Carlos Aceves, líder de la Confederación de Trabajadores de México (CTM), dijo que después de 23 años de haberse creado el sistema de Afores, con la reforma de 1997, se logra este acuerdo a favor de los trabajadores.

“Podemos hacer cosas y con el aval del presidente de la República, a ver quién nos para”, comentó Carlos Aceves.