Pequeños negocios. Foto: Cristian Laris

1 de agosto 2019 | 5:00 am

Los pequeños comercios, como las tiendas de barrio, comienzan a ver un repunte en sus ventas, resultado de que las familias mexicanas tienen mayor efectivo disponible para gastar, aunque aún están a la espera de los recursos de los programas sociales.

Desde el inicio de la administración, se esperaba que los programas sociales del gobierno de Andrés Manuel López Obrador dieran un impulso al consumo; sin embargo, el retraso en la entrega de éstos ha sido una de las barreras para un mayor dinamismo de las compras en los primeros meses del año.

Hemos visto que el gasto en general ha estado retrasado, los programas sociales no son la excepción. Consideramos que en la segunda mitad del año el gasto se normalice poco a poco y esperamos que los programas sociales vayan dando un mayor apoyo al consumo

dijo Alejandro Saldaña, economista en jefe de Ve por Más.

En mayo, las ventas minoristas crecieron 0.7% mensual  con cifras desestacionalizadas, mientras que a tasa anual avanzaron en 2.7%, de acuerdo con cifras de INEGI.

Para Cuauhtémoc Rivera, presidente de la Asociación Nacional de Pequeños Comerciantes (ANPEC), el avance de los ingresos por ventas minoristas es resultado de la temporada vacacional, ya que los menores están en casa y, en algunos casos, las familias salen de paseo, situación que da un impulso a la venta de productos como refrescos, aguas embotelladas azucaradas y golosinas.

Realmente este tipo de apoyos tiene resultados en el largo plazo y vamos a tener que irlo revisando con lupa. Estamos a la expectativa de que esto ocurra (impulso en las ventas), pero también estamos atentos a si el país se declara o no en recesión técnica, por las afectaciones que puede tener para los consumidores y los comerciantes

 dijo Cuauhtémoc Rivera.

No obstante, el alza al salario mínimo ha sido un impulso para algunas familias. El salario mínimo pasó de 88.36 a 102.68 pesos por día, y permitió una recuperación del poder adquisitivo en el primer trimestre del año, de acuerdo con datos del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

El poder adquisitivo del ingreso laboral aumentó 3.3% de enero a marzo de 2019 a 1,774.35 pesos desde 1,717.90 pesos del último trimestre de 2018. En el mismo lapso, el porcentaje de la población cuyo ingreso laboral es menor al costo de la canasta alimentaria se redujo de 39.1% a 38.7%.

“El aumento en el salario mínimo no deja de ser una buena noticia porque aumentó la posibilidad de compra de la gente. Todavía nos queda mucho por hacer, que los programas sean tan ágiles y efectivos como es la intención del gobierno federal y que se mantenga el aumento en los salarios para que la gente tenga un mayor poder adquisitivo. Eso dará al país una nueva realidad económica”, comentó Rivera.

Los canales de compra más utilizados en el primer semestre del año fueron, en primer lugar tiendas tradicionales, seguidas de hiper o supermecardos, bodegas, mayoristas y farmacias, de acuerdo con datos de la empresa de investigación de mercado Kantar.

Los productos más vendidos en las tiendas tradicionales fueron refrescos, leche líquida, pan industrializado, botanas y galletas. En los supermercados, los productos más solicitados fueron leche líquida, papel higiénico, detergentes, aceites y pañales desechables.

La señal es que el consumo se va estabilizando. Algo positivo es el alza en ventas en rubros discrecionales, como equipo de cómputo, ropa y calzado, lo que dice que hay más confianza por parte de los consumidores y sobre los esfuerzos de las departamentales para atraer a los consumidores con ofertas

comentó Alejandro Saldaña.

“Nosotros lo que sostenemos es que hay más circulante abajo, están vendiendo más las tiendas abajo, tiene más dinero el pueblo; crecimiento es acumulación de dinero, no necesariamente distribución de dinero, por eso nosotros decimos que hay más desarrollo”, dijo el presidente López Obrador durante su conferencia del 26 de julio.

Uno de los principales programas de actual gobierno es la pensión para adultos mayores, que consiste en 2,550 pesos que se entregan de forma bimestral a las personas mayores de 68 años. Otro es el de las Becas Benito Juárez, para alumnos de menores de 18 años, que reciben 800 pesos mensuales que serán entregados de manera bimestral

Los apoyos se entregan mediante un depósito bancario, lo que permite a los beneficiados hacer los retiros en efectivo. En el esquema de la anterior administración, las tarjetas sólo podían cambiarse por productos en cadenas de autoservicio.