12 de diciembre 2018 | 2:00 pm

Con la nueva oferta para la recompra de los bonos que se emitieron para financiar parte de la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), la Tarifa de Uso Aeroportuaria (TUA) que pagan los pasajeros se verá presionada.

El martes en la noche, el Fideicomiso del Aeropuerto de la Ciudad de México hizo una nueva oferta de recompra de bonos, a un precio fijo de 1,000 dólares por cada 1,000 dólares de principal, más los intereses acumulados y no pagados.

La oferta agrega un evento de incumplimiento que será detonado si el flujo de la TUA del aeropuerto Benito Juárez de la Ciudad de México se ve afectado por el comienzo de operaciones de un aeropuerto alterno en un radio de 70 kilómetros o por un aumento en el tráfico de pasajeros del aeropuerto de Toluca, además de un aumento en el ratio de deuda.

Por lo pronto, la TUA del 2019 subirá 2.5% anual, la nacional será de 23.79 dólares y la internacional de 45.18 dólares. Una mayor TUA se traduce en boletos de avión más caros para los pasajeros.

“Los inversionistas, con toda razón, pueden pensar, todavía no sabemos si va a seguir el de Texcoco o el de Santa Lucia, pero si se va ampliar entonces el de Toluca, entonces ellos pueden decir: ‘los bonos se pagan con la TUA, si pones más aeropuertos y más bonitos, pues a la mejor se van a ir a otros aeropuertos y a la mejor ya no está tan bueno la recaudación de la TUA’. Lo que estamos diciendo nosotros en 70 kilómetros a la redonda, y ampliaciones, vamos nosotros a asegurar, que esa TUA va estar de manera correcta recaudada”, dijo Carlos Urzúa, secretario de Hacienda, tras una comparecencia en la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados.

En octubre, el aún presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, organizó una consulta ciudadana en la que se decidió cancelar la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) en Texcoco y en su lugar, implementar un sistema aeroportuario que implica invertir en el aeropuerto Benito Juárez, el aeropuerto internacional de Toluca y la ampliación de dos pistas en Santa Lucía.

“Cuando tú tienes un sistema de aeropuertos, los aeropuertos se complementan entre sí pero también compiten entre sí y, una de las preocupaciones de los inversionistas es qué pasa si se fortalece por ejemplo el aeropuerto de Toluca, ni siquiera pensemos en el de Santa Lucía”, dijo Arturo Herrera, subsecretario de Hacienda.

“Entonces al haber unas aerolíneas allá eso baja el TUA y nos parece que es una preocupación que era razonable. Entonces lo que se hace en esos casos es, si llegara a bajar en cierto nivel el TUA de la Ciudad de México, se pone el TUA de los otros aeropuertos”, agregó Herrera

Para poder cancelar el proyecto de Texcoco y no ser demandado por los bonistas, el gobierno debe recomprar parte de sus bonos y llegar a un acuerdo para poder cambiar los convenios.

El gobierno pasado emitió un total de 6,000 millones de bonos en cuatro emisiones.