Comercio internacional

11 de febrero 2019 | 4:33 pm

Advertisement

México y Japón buscan fortalecer sus relaciones comerciales con la integración de las micro y pequeñas empresas (mipymes) a las cadenas de producción.

Graciela Márquez, titular de la Secretaría de Economía (SE), y Takanobu Ito, representante de la Cámara de Comercio de Japón, firmaron un acuerdo de entendimiento para sumar a las mipymes mexicanas y japonesas con sede en México a las cadenas de producción que ambas naciones establecieron con la entrada en vigor del Tratado de Libre Comercio entre México y Japón, en abril de 2005.

“El memorando de entendimiento es para que las empresas de ambos países y que los beneficios del acuerdo comercial lleguen a sectores y empresas que no se han beneficiado de nuestra relación económica”, dijo Márquez durante su participación en el Diálogo Económico entre México y Japón.

Está reunión se realizó en el marco de la primera visita de la comisión empresarial de la Cámara del Comercio de la Industria de Japón a nuestro país, dijo Valentín Díez Morodo, director del Consejo Empresarial Mexicano de Comercio Exterior (Comce).

El director del Comce comentó que, las expectativas para los negocios entre ambos países lucen muy optimistas ya que los puentes comerciales permiten que cada vez más empresas mexicanas se establezcan en Japón y que, a su vez, las asiáticas desarrollen mayor interés en México.

No obstante, para que las mipymes tengan resultados favorables en sus inversiones, es necesario que conozcan las reglas establecidas en los acuerdos comerciales.

Por otra parte, Díez Morodo no descartó que las empresas niponas tengan interés en participar en los proyectos de infraestructura del gobierno federal como el Tren Maya o la reactivación del sureste del país, esto una vez que se den a conocer los lineamientos bajo los que operarán.

Actualmente hay 1,200 empresas japonesas establecidas en México, con un número mayor en la industria automotriz y de energía.

Japón es, además, el tercer proveedor de México a nivel mundial y el quinto inversionista extranjero, con recursos por 23,000 millones de dólares.

“Es una relación doble, porque no sólo es un socio comercial, sino que permite fortalecer la plataforma exportadora sólida y diversificada de México”, dijo Márquez.

Advertisement