2 de julio 2020 | 7:49 am

La reapertura de la economía tras el confinamiento para frenar la pandemia ya impactó en el mercado laboral de Estados Unidos, muestran cifras publicadas este jueves.

En junio, la tasa de desempleo bajó 11.1%, respecto al 13.3% del mes previo, mientras que las nóminas no agrícolas crecieron en 4.8 millones de plazas, según datos del Buró de Estadísticas Laborales, del Departamento de Trabajo de EU.

En mayo, las nóminas nacionales repuntaron en 2.699 millones en mayo.

Economistas encuestados previamente esperaban la creación de alrededor de 3 millones de empleos en junio, debido a los procesos de recontratación de las empresas tras la relajación de las medidas de confinamiento.

“El anuncio de hoy muestra que nuestra economía está volviendo a rugir”, dijo el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en conferencia de prensa. También afirmó que en algunas áreas del país todavía se están apagando “las llamas” provocadas por el coronavirus.

Los datos laborales son una nueva evidencia de que la recesión generada por el COVID-19 probablemente ha terminado, aunque un aumento de los casos del virus amenaza con descarrilar la recuperación.

Las contrataciones están aumentando mayormente porque las empresas están recibiendo devuelta a trabajadores despedidos de segmentos no esenciales como restaurantes, gimnasios, oficinas de atención dental, entre otros, que estuvieron cerrados para contener al coronavirus.

Economistas han atribuido el incremento acelerado de empleos al Programa de Protección de Salarios del Gobierno, que otorga a las empresas préstamos que pueden ser parcialmente condonados si son utilizados para pagar sueldos. Estos fondos se están agotando.

Las aperturas de puestos de trabajo se suman a una serie de datos, incluyendo el gasto del consumidor, que muestran un fuerte rebote de la actividad. Pero la vuelta a la operción de las empresas tras el cierre de mediados de marzo ha desatado nuevos brotes de coronavirus en vastas áreas del país, entre ellos los populosos estados de California, Florida y Texas.

Varios estados han estado haciendo una pausa en sus procesos de reaperturas desde fines del mes pasado y enviando a casa a trabajadores. El impacto de estas decisiones no figura en el reporte de empleo de junio porque el Gobierno recopiló los datos de las empresas a mediados del mes.

Solicitudes de seguro por desempleo

Las cifras de empleo fueron publicadas un día antes de lo acostumbrado debido a que el 3 de julio es feriado en Estados Unidos por el Día de la Independencia, por lo que coincidieron con la actualización de la información sobre solicitudes de seguro por desempleo.

Las solicitudes iniciales se redujeron en 55,000 en la semana terminada el 27 de junio, a 1.427 millones, con lo que extendieron su racha de bajas a 13 semanas consecutivas, muestran datos del Departamento del Trabajo.

Las solicitudes iniciales quedaron por encima de lo esperado por el mercado, de 1.35 millones.

Con información de Reuters