Inyección capital BCE

14 de enero 2020 | 11:01 am

El Gobierno optó por emitir nuevos bonos de deuda y los inversionistas extranjeros respondieron positivamente porque confían en las finanzas públicas de México según la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

En entrevista con Mario Maldonado, José de Luna, titular de la Unidad de Crédito Público de SHCP, aseguró que la segunda colocación de bonos de deuda, en esta ocasión por 1750 millones de euros, con tasa anual de 1.125% a 10 años, se realizó después de estudiar en entorno de mercados globales en el que las tasas de interés se han retraído.

“Queríamos aprovechar este entorno positivo para colocar deuda en euros y así refinanciar deuda existente”, dijo.

Aclaró que la deuda no es nueva ni tampoco se incrementó el saldo total de la deuda original.

“Colocamos deuda nueva para pagar deuda vieja, que era más cara con plazos de vencimiento más cortos.

“Con estas operaciones bajamos el costo del servicio de la deuda, aplazar el vencimiento o llevarlo a vencimiento mucho más largos, mayos margen de maniobra al gobierno federal”, explicó el funcionario.

Asimismo, destacó que la tasa de interés (tasa cupón) fue la más baja que haya tenido México.

 Existe confianza de inversionistas internacionales en el Gobierno mexicano, en la política económica, en la solidez de las finanzas públicas .

El Gobierna considera positivo empezar el año con la reducción del costo de la deuda en euros y dólares porque estas emisiones también sirven como referencia para otros países emergentes o sector privado.

De la Luna sostuvo que existe demanda y por ello pueden colocar bonos “muy atractivos”. Además, dio a conocer que la percepción de riesgo sobre México ha bajado y se reflejó en la prima de riesgo que pagaron, sustancialmente menor a la de 2019 y años anteriores.

Sobre nuevas colocaciones, aseguró que ya no es necesario colocar más bonos para cubrir amortizaciones; no obstante, en caso de que haya una oportunidad que permita reducir el costo de la deuda existente sí considerarían “salir” a refinanciar la deuda existente.