21 de febrero 2019 | 5:00 am

El nuevo gobierno ha dado el primer paso para encarar el problema de pensiones que enfrenta el país con una propuesta que envió al Congreso para mejorar el Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR).

En este sentido, parte de los recursos que administra el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit) pueden ser otra opción para este objetivo.

El Infonavit podría ayudar a que los trabajadores tengan una mejor pensión si aceptan que las Administradoras de Fondos para el Retiro (Afores) sean las encargadas de administrar los recursos de la subcuenta de vivienda, en caso de que los trabajadores opten por no comprar una vivienda.  

El ahorro de los trabajadores que se administra en esta subcuenta equivale al 5% del salario integrado (sueldo más prestaciones) e incrementaría el monto de su pensión si es administrado por la Afores, que han mostrado mayores rendimientos en comparación del Infonavit.

Para 2018, el Infonavit espera que el rendimiento de la subcuenta de vivienda sea de 2.10% real, en línea con el promedio de los últimos años, frente al 5% real que han otorgado las Afores.

A septiembre de 2018, 141,125 personas habían retirado los recursos de su subcuenta de vivienda por 12,378 millones de pesos.

Sería un gran primer paso para mejorar el monto de las pensiones y alcanzar la meta de aportación que es de 14%, sin comprometer los recursos del Infonavit

Jorge Sánchez Tello, director de la Fundación de Estudios Financieros (Fundef) del ITAM.

Actualmente la contribución obligatoria para las pensiones es de 6.5% del salario base, del que 5.15% lo aporta el empleador, 0.23% el gobierno y 1.13% el trabajador. Por lo que, para subir la tasa de reemplazo, es decir, el porcentaje del último sueldo que el trabajador recibirá como pensión, es necesario elevar la contribución a por lo menos 14%.

En el estudio ‘El sistema de pensiones de México’, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) propone que los recursos de la subcuenta de vivienda administrada por el Infonavit se sumen a los recursos que gestionan las Afores.

Sin embargo, en caso de que el trabajador quiera adquirir una vivienda, tendría que conseguir financiamiento por otra vía.

En caso de que la propuesta se materialice, la aportación para las Afores subiría a 11.5%, porcentaje que acorta la brecha para llegar al objetivo de aportación de 14%.

De no hacer cambios a la Ley del SAR, los trabajadores que cotizan bajo la Ley del IMSS de 1997 se retirarán con una pensión de en promedio 27% de su último sueldo, la tasa de reemplazo más baja de los países miembros de la OCDE.

El objetivo que tenemos como país es aumentar la tasa de reemplazo y buscar la maximización del patrimonio de los trabajadores. Se tiene que ver la integralidad del patrimonio y no quién maneje los recursos para que los trabajadores puedan tener un mejor retiro

Carlos Martínez, director del Infonavit, en conferencia de prensa el 6 de febrero cuando presentó el programa para reestructurar créditos impagables del Infonavit.

Los especialistas consultados se muestran optimistas por la iniciativa de Ley que envió el gobierno de López Obrador al Congreso para flexibilizar el régimen de inversión de las Afores, que es el primer paso para atender la bomba de tiempo que representan las pensiones ante el crecimiento demográfico de la población de adultos mayores en el país.

No es suficiente, pero por ahora las medidas permitirán aumentar rápido el ahorro de los trabajadores, sobre todo para aquellos que nunca tocan el Infonavit, en caso de que se implementara la recomendación de la OCDE, aunque la idea sería que fuera opcional y los trabajadores decidieran qué hacer con la subcuenta de vivienda

Alejandra Macías, investigadora en pensiones del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP).