Consumidores mexicanos (Reuters)

24 de enero 2022 | 6:32 am

Advertisement

La cuesta de enero viene acompañada de una elevada inflación, sin embargo, mandó señales de desaceleración en la primera quincena de enero para ubicarse en 7.13%, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

A pesar de la desaceleración, la inflación está lejos de regresar al rango objetivo de Banco de México (Banxico) que es de 3% +/- un punto porcentual.

También lee: La inflación de 2021 fue la más alta en 21 años

El dato estuvo en línea con las expectativas del mercado, que estimó una tasa de 7.11%, según la encuesta más reciente de Citi. Para todo el mes de enero, los analistas estiman que la inflación sea de 7.01%.

De acuerdo con el Inegi, el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) tuvo un avance de 0.39% en la quincena, por debajo del incremento de 0.51% que se registró en el mismo periodo del año pasado, pero por encima del 0.27% del mismo lapso de 2020.

El mercado estimó un incremento del INPC de 0.38%, según la encuesta de Citi.

Limón, con la mayor incidencia en la inflación

El limón fue el producto con el mayor precio al alza en la primera quincena de enero al registrar una variación de 36.84%, respecto a la segunda quincena de diciembre y una incidencia de 0.070 puntos porcentuales.

La incidencia se refiere a la contribución en puntos porcentuales del INPC.

 

Después, la papa y otros tubérculos tuvieron un aumento de 11.62% y una incidencia de 0.037%, de acuerdo con Inegi. 

Inflación subyacente no da tregua

El componente subyacente —que excluye a los bienes y servicios más volátiles como los agropecuarios y energéticos y tarifas del gobierno— y marca la tendencia de la inflación en el largo plazo se aceleró 0.34% respecto a la quincena previa, y a tasa anual se ubicó en 6.11%, su mayor nivel desde la primera quincena de octubre de 2001, cuando fue de 6.18%.

De acuerdo con el Inegi, el repunte de 0.34% fue el más alto, para un mismo periodo, desde 2017.

Al interior de la subyacente, los precios de las mercancías subieron 0.62% respecto al periodo previo, mientras que los de los servicios repuntaron 0.02%.

La inflación no subyacente repuntó 0.53% —su mayor avance desde 2014 para un mismo periodo— respecto a la quincena previa y se situó en 10.21% anual.

Dentro del componente no subyacente, los precios de productos agropecuarios se elevaron 0.55%, y los de energéticos y tarifas autorizadas por el gobierno repuntaron 0.51% quincenal.

Los bienes que registraron un descenso en sus precios en la quincena fueron el jitomate, el transporte aéreo, servicios turísticos en paquete, y gas doméstico LP.

Mientras que los precios de productos y servicios que subieron de precio respecto a la quincena anterior fueron el limón, gasolina de bajo octanaje, loncherías, fondas, torterías y taquerías, y papa y otros tubérculos.

Advertisement