12 de enero 2022 | 8:28 am

Advertisement

Rodrigo A. Rosales

El Índice de Precios al Consumidor de Estados Unidos aumentó 7.04% a tasa anual, antes del ajuste estacional, durante diciembre del 2021, lo que significó el mayor nivel desde junio de 1982, cuando alcanzó una tasa de 7.06%, de acuerdo con Oficina de Estadísticas Laborales del Departamento del Trabajo del país vecino.

También lee: Inflación en México despide 2021 en 7.36%

El nivel de inflación estuvo en línea con lo esperado por el mercado; un mes anterior, la inflación se ubicó en 6.81% y en octubre en 6.22%,  según el índice de precios CPI.

A su interior, el índice subyacente, que excluye alimentos y energía, incrementó 5.5% anual, la mayor variación desde febrero de 1991, donde el incremento más elevado se observó en el rubro de autos y camiones usados con 37.3%.

En tanto, el índice de energía subió 29.3% en el último mes del 2021, teniendo a la gasolina, en todos sus tipos, como el mayor contribuyente al registrar una tasa anual de 49.6%; por su parte, el índice de alimentos ascendió 6.3%.

El índice alimentario también contribuyó, aunque aumentó menos que en los últimos meses, subiendo 0.5% en diciembre; mientras el índice energético descendió en diciembre, poniendo fin a una larga serie de aumentos al caer 0.4%, debido a que los precios de la gasolina y el gas natural disminuyeron.

Inflación sigue siendo más alta de lo que se esperaba

De acuerdo con un reporte de Banorte, la inflación de 7.04%, también se dio en buena medida por la baja base de comparación de los niveles de este mismo periodo del año pasado, producto de los efectos por la pandemia.

A pesar de lo anterior, lo cierto es que los niveles de inflación están siendo más altos y persistentes de lo que se anticipa.

Según una encuesta mensual de expectativas del consumidor del Banco de la Reserva Federal de Nueva York, donde se les pregunta a las personas cuánto esperan gastar, qué tan alta esperan que sea la inflación, su situación laboral y si están buscando trabajo, mostró que “las medianas de las expectativas de inflación a uno y tres años se mantuvieron sin cambios en diciembre, en 6.0 y 4.0%, respectivamente”.

“Sin embargo, destacamos que las expectativas de los costos de la vivienda aumentaron a 5.5% desde 5.0% en noviembre. El aumento fue impulsado por los menores de 60 años y los que viven en las regiones censales sur y oeste”. 

El grupo financiero considera que esto es clave en un contexto en el cual se comentó sobre los riesgos de una contaminación de las expectativas en las minutas de la última reunión de la Reserva Federal. 

Para Monex, el nivel inflacionario de 7.04% respalda el drástico cambio de postura que la Fed adoptó en las últimas semanas del año y amplía las posibilidades de que “podamos ver la primera alza a la tasa de referencia tan pronto como en marzo de este 2022”.