26 de abril 2021 | 6:58 am

La actividad económica mostró una contracción de 0.3% en febrero, respecto al mes previo y acumuló tres meses con descensos, de acuerdo con datos correspondientes al Indicador Global de Actividad Económica (IGAE) que elabora el Inegi. 

En el segundo mes del año, la actividad se vio afectada principalmente por la tormenta invernal en el norte del país que provocó el cierre de plantas y la escasez de chips en la industria automotriz.

El dato del IGAE permite conocer la evolución del sector real de la economía en el corto plazo y su metodología para ser calculado es similar a la que se utiliza en el Producto Interno Bruto (PIB).

Al respecto, el director de análisis para América Latina de Moody’s Analytics, Alfredo Coutiño, consideró que con la caída de 0.3% la economía puede tener un crecimiento en todo el año de entre 4.5% y 5%.

En tanto, el subgobernador de Banxico, Jonathan Heath, estima que durante el primer trimestre del año se registró cero crecimiento en la economía mexicana.

Con este dato, esperamos una tasa alrededor de 0.0% para el primer trimestre del año. Un inicio no tan bueno para la recuperación,

dijo Heath en su cuenta en Twitter

Para el sector terciario o de servicios, el IGAE descendió 0.3% en febrero, respecto al mes previo y sumó dos meses en negativo por primera vez desde febrero-mayo del año pasado.

Este sector probablemente arroje un dato positivo en marzo debido a que la economía comenzó un proceso de reapertura ante la desaceleración de los casos de COVID-19.

Mientras que las actividades primarias retrocedieron 0.3% mensual, tras avanzar 1.8% en enero.

En ese sentido, las actividades secundarias avanzaron 0.4% mensual, su caída más pronunciada desde abril del año pasado, cuando el IGAE descendió 26.1%.

Caía de 4% anual 

Respecto a febrero del año pasado, el IGAE tuvo un descenso de 4% y acumuló 20 meses con contracciones, su peor racha desde 1994, año en que inician los registros. 

El dato fue mayor al 3.9% pronosticado por el Inegi hace unos días, cuando publicó el Indicador Oportuno de Actividad Económica (IOAE) y que apunta a un descenso de 2.1% anual en marzo.  

En término anualizados y una vez obtenidos los datos de enero-marzo, analistas prevén que el PIB de México muestre una contracción cercana al 3% en este periodo.

Los datos para el segundo trimestre podrían arrojar tasa de crecimiento a doble dígito, fenómeno que responde a la débil base de comparación, pues en abril-junio del año pasado, la economía enfrentó el gran confinamiento ante el inicio de la pandemia.