1 de agosto 2022 | 5:00 am

Advertisement

Una mayor movilidad y más reuniones sociales dinamizaron la recaudación tributaria por el consumo de bebidas alcohólicas, pues en el primer semestre del año repuntó 17.4% anual real con un total de 12,595.7 millones de pesos.

De acuerdo con información de la Secretaría de Hacienda, se trata de su mejor primera mitad de año desde 2015, cuando el crecimiento fue de 30% real en los ingresos que obtienen por el cobro del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) en estos productos.

Las cifras del monto recaudado revelan que, para un primer semestre desde 2016 se ha ubicado por arriba de 10,000 millones de pesos, pero en este 2022 fue más allá y llegó a 12,595.7 millones de pesos.

Una mayor recaudación sugiere que la población tuvo un mayor consumo de estas bebidas, a pesar de que en enero surgió la variante de ómicron del COVID-19 y también en junio persiste la quinta ola de contagios.

Lo anterior, también va en línea con la inflación de una de las bebidas alcohólicas preferidas de los mexicanos: el tequila, que se ha visto encarecido, y tan solo en junio tuvo una tasa de inflación de 11.69%, su nivel más elevado desde el 2002.

También lee: IEPS a gasolinas con saldo negativo por 31,484 mdp en junio.

Comida chatarra repunta 10.6% real anual

La comida chatarra también ‘engordó’ parte de las arcas del IEPS. Durante enero-junio, la recaudación repuntó 10.6% real anual, menos pronunciada al 22.5% que reportó en el mismo lapso el año pasado.

En total, por el consumo de alimentos no básicos con alta densidad calórica se obtuvieron 14,729.4 millones de pesos, síntoma de que a pesar de un incremento en precios por la inflación, la gente mantiene su consumo.

Por ejemplo, los pastelillos y pan dulce empaquetado tuvieron una inflación de 16.77% anual en junio, la más alta desde 2008.

La comida chatarra tiene que ver con las costumbres de la población, pero también con un cambio de estilo de vida que se ha dado a través del tiempo

dijo previamente la analista independiente, Irasema Dagnini

Desde 2014 se empezó a recaudar el IEPS de estos alimentos y desde 2015 los ingresos están por encima de los 10,000 millones de pesos en los primeros semestres.

Advertisement