23 de noviembre 2018 | 1:59 pm

Respecto a 2012, hay 15 millones de mexicanos más en el sistema financiero formal, un aumento de 38%, de acuerdo con los resultados de la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera (ENID).

Esto significa que, al término de este sexenio, 54 millones de personas en México cuentan con al menos un producto financiero para el manejo de sus recursos personales, detallan las cifras de la encuesta realizada por el Inegi.

Mientras que la población con dos o más productos financieros creció en alrededor de 10 millones y las cuentas de ahorro o nómina aumentaron 12 millones.

El avance fue “debido en gran parte al esfuerzo por bancarizar a los beneficiarios de los programas sociales”, explicó el secretario de Hacienda, José Antonio González Anaya, al presentar los resultados de la encuesta.

El nivel de inclusión financiera difiere en las diferentes regiones del país. En la Ciudad de México, el 72% de la población adulta cuenta con algún producto financiero, detalla el reporte.

Actualmente, 43 y 45% de los adultos en el país hacen uso de las sucursales bancarias y de los cajeros automáticos, respectivamente, dijo González Anaya, y 22% de quienes cuentan con una cuenta bancaria usa la banca a través de su celular.

Otros productos financieros como los créditos crecieron en 5.3 millones, al pasar de 19.3 a 24.6 millones de usuarios, y el número de adultos con una cuenta individual de ahorro para el retiro se expandió de 19.6 a 31.3 millones.

En materia de educación financiera, según la encuesta, 95% de los encuestados entiende el concepto de intereses y 90% el de la inflación, pero solo uno de cada tres puede calcular el interés compuesto.