Jerome Powell (Getty Images)

31 de julio 2019 | 1:00 pm

Nota del editor: Este texto fue actualizado a las 16:15 horas

La Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) cumplió con los pronósticos y recortó este miércoles sus tasas de interés a un rango de entre 2.0% a 2.25% por primera vez en una década, dando un impulso moderado a una economía que enfrenta obstáculos por las disputas comerciales y una desaceleración mundial, además de una inflación moderada.

Pero Jerome Powell, presidente del banco central, dijo queno considera la medida como el inicio de una larga serie de bajas.

Al finalizar su reunión de política monetaria de dos días, la Fed dijo que decidió bajar la tasa “a la luz de las implicaciones para el panorama económico de los desarrollos globales así como por la débil inflación”.

El banco central estadounidense dejó la puerta abierta a futuros recortes de la tasa de fondos federales, diciendo que “continuará monitoreando las implicaciones de la información entrante para el panorama económico y actuará según sea apropiado para sostener la expansión”.

La decisión se tomó con los votos en contra de dos miembros del Comité de Mercado Abierto (FOMC, por sus siglas en inglés), Esther L. George y Eric S. Rosengren, quienes preferían mantener el rango objetivo para la tasa de fondos federales en un rango de entre 2.25% a 2.50%.

Ambos habían declarado previamente estar en contra de una reducción de tasas en un momento en el que la economía estadounidense se encuentra saludable, con una tasa de desempleo que está cerca de un mínimo de 50 años y un sólido gasto de los hogares.

A consideración de CNBC, la Reserva Federal recortó la tasa de interés como una póliza de seguro “no en contra de lo que está mal en la economía ahora, sino de lo que podría salir mal en el futuro”.

En línea con este pensamiento, el presidente la Fed, Jerome Powell, afirmó que había “definitivamente un aspecto de seguro” en el recorte de tasa.

“Lo que ha visto en el transcurso del año a medida que nos hemos movido hacia una política más acomodaticia, la economía ha funcionado como se esperaba con el apoyo gradualmente creciente”, expresó el presidente de la Fed en conferencia después del anuncio.. “El aumento del apoyo a las políticas ha mantenido a la economía encaminada y la perspectiva favorable”.

Powell caracterizó el recorte de tasas como “un ajuste de política monetaria de mitad de ciclo”, comentarios que no implican nuevos recortes bruscos en el camino.

Presiones de Trump

La rebaja del costo del crédito en un cuarto de punto porcentual no fue suficiente para aplacar las demandas cada vez más estridentes del presidente Donald Trump para que el banco central adopte una política monetaria más expansiva.

Trump ha culpado a la Fed de socavar los esfuerzos de su gobierno por impulsar el crecimiento económico.

Powell fue cuestionado sobre si el recorte fue en respuesta a las presiones de Trump.

“Nunca tomamos en cuenta consideraciones políticas, no hay espacio en nuestras discusiones para eso. Tampoco conducimos la política monetaria con el objetivo de probar que somos independientes”, respondió.

” Conducimos la política monetaria para movernos tan cerca como sea posible a nuestros mandatos. Eso es lo que vamos a hacer siempre. Siempre vamos a usar nuestras herramientas en esa manera y al final, viviremos con los resultados”.

El presidente de Estados Unidos no cambió su discurso. En comentarios hechos tras el anuncio de política monetaria, dijo que Powell decepcionó con laa baja de tasas de interés de un cuarto de punto porcentual, asegurando que el mercado quería una señal de que estaba en marcha un “prolongado y agresivo ciclo de recorte”.

“Lo que el mercado quería oír de Jay Powell y de la Reserva Federal era que este era el inicio de un prolongado y agresivo ciclo de recorte de tasas que seguiría el ritmo de China, la Unión Europea y otros países”, tuiteó Trump.

“Como siempre, Powell nos decepcionó, pero al menos está terminando el endurecimiento cuantitativo, que no debería haber comenzado en primer lugar”, agregó el mandatario.

Con información de Reuters y AFP