Jonathan Heath, pragmático. (Israel Águila)

27 de enero 2020 | 5:00 am

Mochila al hombro, sin corbata y a veces en bicicleta. Así es como Jonathan Heath llega a su oficina de Banco de México (Banxico), donde despacha como subgobernador, puesto para el que fue elegido por el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Heath es uno de los economistas más conocidos en México, no solo por sus tuits característicos, sino por el libro ‘Lo que indican los indicadores’, publicado por el INEGI. El economista de 65 años dice que es alguien que actúa “con base en la evidencia”, lo único que guía sus votos en la Junta de Gobierno de Banxico.

En entrevista con EL CEO, Jonathan Heath cuenta cuáles son los principales riesgos que ve para la economía mexicana y entre otras cosas, responde si aún le da el beneficio de la duda al gobierno.

Al preguntarle si se considera un ‘rockstar’ de la economía, responde entre risas que no,

Esa etiqueta la he oído por ahí, me da un poco de risa, pero no, para nada (…) Yo no me pongo ninguna etiqueta, yo diría, soy un economista pragmático.

En este sentido, aclara que no debe sorprender que en la última reunión de política monetaria de Banxico haya votado por un recorte de 25 puntos base en la tasa referencial, luego de que una reunión antes había votado por 50 puntos, junto con el subgobernador, Gerardo Esquivel.

“Mi posición ha sido muy consistente siempre. Voté desde la primera vez por una baja de 25 puntos, pero en la posición relativa, es decir, el diferencial de tasas con Estados Unidos había que reducirlo poco a poco. Si Estados Unidos lo redujo en 25, mi votación para bajar nuestra tasa en 50 era para reducir el diferencial en 25 puntos”, dice.

En la reunión de diciembre votó por 25 puntos, dado que la Reserva Federal no bajó su tasa. “He sido muy consistente, hay que ir reduciendo ese diferencial, pero muy poco a poco, con cautela, con prudencia, y eso es lo que siempre he manejado”.

El doctor en economía por la Universidad de Pennsylvania indica que hay que usar lo que funciona y evitar lo que no.

“Tomo un poquito de todo, hay cosas de la derecha, de la izquierda, hay cosas de todos lados, pero lo más importante es tomar y utilizar lo que funciona, me pondría la etiqueta de ser un economista pragmático y punto”, dice desde su oficina en Banxico, mientras muestra su colección de billetes de todo el mundo.

Jonathan Heath, subgobernador de Banco de México

 

Resalta que hay que entender los límites de la política monetaria, la cual no sirve para generar crecimiento, sino para crear un ambiente de estabilidad económica y financiera para que pueda haber mayor inversión y crecimiento.

Confianza e inflación subyacente, sus preocupaciones

Para Heath, quien también fue profesor de la UAM, hay un tema preocupante para la economía mexicana en el corto y mediano plazo: crear el ambiente propicio para que haya confianza para las inversiones.

“La inversión privada es ahorita uno de los problemas más importantes que enfrenta el país, tiene tres años de estar estancada y el año pasado incluso hasta cayó. Siempre ha sido uno de los motores principales de crecimiento y necesitamos que empiece a funcionar, que empiece a crecer. Si no se reactiva va a ser muy difícil tener el crecimiento económico que necesitamos para llegar a atener el desarrollo sano del país”.

En el tercer trimestre de 2019, la formación bruta de capital fijo del sector privado cayó a una tasa anual de 5.5%. Mientras que la Inversión Fija Bruta cerró octubre con una caída de 8.7%.

Por otro lado, si bien reconoce que la política monetaria de Banxico es restrictiva en términos absolutos y relativos, la inflación subyacente (que elimina los precios más volátiles), no ha cedido del todo. “Es un riesgo que estamos enfrentando, la inflación subyacente en un momento dado, creemos que tiene que ceder pero que hasta ahorita no ha cedido; lo vemos como un riesgo muy importante”.

También destaca los riesgos como baja en la calificación crediticia de México y la de Pemex.

Salario mínimo

Tanto Heath como Esquivel son defensores de la recuperación del salario mínimo y las últimas minutas de Banxico han dejado ver la discusión entre los integrantes de la Junta de Gobierno por el tema.

Estoy muy a favor del aumento, es algo que marca la Constitución y una de dos, o seguimos en esta política de recuperar el poder adquisitivo del salario mínimo o cambiamos la Constitución

Pero aclara que el aumento en salario tiene que ser real y no simplemente nominal, por lo que Banxico debe asegurar que no va a aumentar la inflación, que simplemente se comería la recuperación del poder adquisitivo.

Gobierno de AMLO, ¿aún le da el beneficio de la duda?

Sí, creo que en los grandes lineamientos de este gobierno es muy difícil estar en desacuerdo. Quiere combatir la corrupción. ¿Quién no quiere combatir la corrupción? Quiere tener un gobierno más austero, pues sí, el erario es dinero de todos los mexicanos y hay que gastarlo bien.

Pero lo que hemos visto es que muchos de los cambios que quiere lograr han sido mucho más difíciles de lo que se pensaba en un principio, y son cambios tan profundos y tan grandes, que esperar el resultado en un primer año quizás es un poco ambicioso, hay que darle el beneficio y esperar que poco a poco empiece a dar los resultados prometidos.

Al ser nombrado por AMLO, ¿se ganó el estigma de ser un economista de la 4T?

Habrá algunos que piensen eso, pero simplemente creo que son los que no me conocen bien. Los que me conocen saben que soy una persona independiente, siempre lo he sido. Siempre manejo mi opinión. No defiendo, pero tampoco critico por criticar o por defender. Simplemente doy mi opinión como economista independiente y siempre he sido muy coherente en ese sentido.

¿Se arrepiente de algunos de sus tuits?

Lo que he aprendido, y no solamente en Twitter, sino cuando tenía mi columna, en todo tipo de artículos y todo, es muy importante siempre evitar atacar a las personas, hay que atacar las ideas (…) de vez en cuando sí se me puede olvidar y pongo ahí algo así, y me arrepiento.

Un amigo que ya falleció, Víctor Villarreal, siempre me lo decía y me lo corregía en mis columnas, ‘Nunca hay que atacar a las personas, hay que respetarlas y simplemente dejar los debates al nivel de las ideas’.

Heath, consolidado

Jonathan Heath ve su llegada a Banxico como un reconocimiento hacia el final de su carrera profesional, y a donde llegó “safe”, ya que cumplió 65 años tan solo unos meses después de haber llegado, ya que no se puede tener 65 años cumplidos en el primer día del periodo como subgobernador.

Aunque para el también fan de la mixología, su mayor logro es su libro, además de haber ganado una “batalla” que le costó poco más de 10 años, que fue que tanto INEGI como Banxico accedieran a dejar de publicar el Índice de Confianza del Consumidor, que escondía información clave, y solo publiquen el Indicador de Confianza del Consumidor.

(Me gustaría que me recordaran) como un economista balanceado, no me gusta esa etiqueta de hawkish y dovish porque no me considero ni uno, ni otro, simplemente pues soy pragmático, hay ocasiones en que hay que votar a favor de bajar la tasa y hay ocasiones en las que hay que votar a favor de subir

El 13 de febrero, Banco de México dará a conocer su decisión de política monetaria y, pese a la persistencia de la inflación subyacente, el consenso del mercado espera un recorte de 25 puntos base.