7 de mayo 2021 | 7:57 am

La economía de Estados Unidos agregó 266,000 empleos durante abril, dato por debajo de las 975,000 esperadas por el mercado, de acuerdo con las nóminas no agrícolas publicadas este viernes por el Departamento del Trabajo.

Con ello, la tasa de desempleo tuvo un ligero cambio a 6.1%, desde el 6% en marzo. Los niveles de desocupación pueden estar alterados porque las personas se autodescriben muchas veces como “empleado pero ausente del trabajo”.

“Los notables avances del empleo en el ocio y la hostelería, otros servicios y la educación local del gobierno se vieron parcialmente compensados por la disminución del empleo en los servicios de ayuda temporal y en mensajeros”, indicó la dependencia.

Con la tasa de desempleo en 6.1%, el número de personas desempleadas se ubicó en 9.8 millones.

Joe Biden, presidente de Estados Unidos, dijo en conferencia que el informe pone de manifiesto la naturaleza a largo plazo de la recuperación económica, comparándolo con un “maratón”.

“Se podría pensar que deberíamos estar decepcionados, pero cuando aprobamos el Plan de Rescate de Estados Unidos, quiero recordarles a todos que fue diseñado para ayudarnos en el transcurso de un año, no 60 días”, comentó.

También exaltó el éxito de la recuperación económica de su administración, al mencionar los 1.5 millones de nuevos puestos de trabajo creados durante su mandato. Defendió su programa de ayuda para contrarrestar los efectos negativos del COVID-19 en la economía norteamericana, con la ley aprobada en marzo y que se dotó de 1.9 billones de dólares en fondos.

“Las piezas realmente se están uniendo para una explosión de actividad. Esperamos que la recuperación del mercado laboral se acelere aún más con el informe de empleos de abril”, dijo Sarah House, economista senior de Corporate and Investment Bank de Wells Fargo, citada por The Wall Street Journal.

El reporte de empleo, el primero desde que la Casa Blanca lanzó un programa de ayuda pandémica por 1.9 billones de dólares aprobado en marzo, probablemente hará poco por cambiar las expectativas de que la economía ingresó con paso firme al segundo trimestre y va en camino a anotar su mejor desempeño en 2021 en casi cuatro décadas.

También lee: PIB de Estados Unidos crece 6.4% en el primer trimestre

Desde las fábricas hasta los restaurantes, los empleadores están buscando trabajadores frenéticamente. Una serie de factores, como padres que todavía están en casa porque deben cuidar de sus hijos, retiros vinculados al coronavirus y los generosos cheques de ayuda fiscal, podrían ser responsables por la escasez de mano de obra.

El ritmo moderado de la contratación podría extenderse al menos hasta septiembre, cuando los actuales beneficios extraordinarios del gobierno pierdan vigencia.

Con información de Reuters