CCE

19 de marzo 2020 | 1:23 pm

El Consejo Coordinador Empresarial (CCE) propuso al gobierno federal 10 medidas para preservar los empleos, evitar la disminución drástica de la inversión y apoyar a pequeñas y medianas empresas ante la amenaza de la pandemia de COVID-19 en México.

El organismo prevé una disminución drástica de la inversión si la administración encabezada por el presidente Andrés Manuel López Obrador no toma medidas económicas, fiscales y administrativas que permitan reducir las afectaciones que el virus provoque a la actividad productiva.

“En el frente internacional, el daño a la economía real ya se muestra por el lado de la oferta, al interrumpirse el comercio y la actividad de diversas cadenas de producción. En el interno, por ahora el problema es primordialmente de demanda agregada”, detalló el CCE en un comunicado. 

“Creemos que todas estas medidas – tanto las de corto plazo como las de mayor profundidad- ayudarán a contener los efectos económicos de la pandemia que enfrentamos y contribuirán a conservar el empleo y a dar liquidez a personas y empresas, para crear las condiciones de recuperación del crecimiento económico”.

Con el fin de preservar el empleo, el organismo sugiere que el gobierno otorgue apoyos a las empresas con recursos fiscales para que brinden a los trabajadores un apoyo de subsistencia.

En materia fiscal, piden que se permita la deducción inmediata de las inversiones que las empresas realicen sin limitación geográfica alguna, durante el ejercicio de 2020 y apresurar las devoluciones pendientes de IVA a las empresas y restaurar la compensación universal.

“Las empresas necesitan más la liquidez que el gobierno, en este momento”, subraya el organismo.

La petición también insta a asegurar la liquidez en el mercado financiero a través de una intermediación fluida en el corto y largo plazo. Durante las últimas semanas, los bancos centrales de todo el mundo se han apresurado a tomar medidas para aminorar los estragos que ha causado la pandemia en los mercados.

El CCE pide al gobierno abandonar el objetivo de lograr el 1% del PIB del superávit primario y tomar deuda en caso de ser necesario. 

“Los recursos liberados deben ser utilizados para los apoyos a la reactivación de la economía. Si es necesario, tomar deuda de una forma responsable”, sugiere el CCE.

Entre otras medidas, el organismo sugiere fortalecer el Acuerdo de Inversión en Infraestructura con el sector privado y anunciar de inmediato un plan de inversiones de la industria privada en el sector energético, además de acelerar los pagos pendientes a proveedores de CFE y Pemex.

También piden “respetar de forma irrestricta el Estado de Derecho, evitando las amenazas de cambios a las normas ya en operación para empresas que invirtieron en el sector eléctrico, y cambios inaceptables como consultas populares para inversiones que ya están hechas”.

López Obrador dio a conocer que entre el 21 y 22 de marzo la Secretaría de Gobernación realizará una consulta en Mexicali sobre la construcción de una planta cervecera de Constellation Brands anunciada en 2017.

Para analizar el impacto económico del coronavirus, pide conformar un equipo con representación tripartita del sector privado, trabajadores y el Gobierno, así como activar programas especiales de garantías para fortalecer algunos de los sectores más afectados.