18 de marzo 2022 | 5:00 am

Advertisement

El encarecimiento de bienes y servicios ha golpeado el bolsillo de los hogares mexicanos, y mientras los empresarios prevén mayores presiones hacia los próximos meses, Banco de México (Banxico) considera que la economía no atraviesa por un escenario de contaminación de precios.

Este escenario, también conocido como choques de segundo orden, hace referencia a aumentos de precios que actualmente no se ven afectados por los costos de sus insumos, pero que suben por este ambiente de incremento en los demás bienes o servicios.

Al respecto, la directora de análisis sobre precios, economía regional e información en Banxico, Alejandrina Salcedo, explicó que en el reporte de economías regionales octubre-diciembre 2021, no hay comentarios sobre una contaminación, y más bien, se trata de un efecto “transversal”.

No tenemos que interpretar que hay una contaminación de precios, sino que en este contexto de la pandemia, todos se están viendo afectados por estos choques tan importantes que ha implicado la pandemia

sostuvo Salcedo en conferencia. 

El choque transversal, explicó la directora, es resultado de los choque por la pandemia en el que “se han visto afectados muchos bienes, así como muchos de los servicios de la canasta básica”.

También lee: Inflación toma vuelo ¿en qué nivel cerrará en 2022?

Hasta febrero, el Índice de la Canasta de Consumo Mínimo —que evalúa 176 productos y servicios—se ubicó en 7.86% por encima del nivel general de la inflación de 7.28%, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Ha sido un choque muy profundo, de magnitud muy importante con una inflación más grande de lo que se esperaba inicialmente

añadió la directora.

Inflación, la principal preocupación

Bajo estas presiones en los precios, los empresarios del país consideraron a la inflación como el principal factor que puede obstaculizar el crecimiento de la actividad económica en los próximos seis meses.

Además, la mayoría de los directivos consultados en las cuatro regiones prevé que los precios de venta de los bienes y servicios que ofrecen aumenten a una tasa similar o mayor para los siguientes doce meses que en los doce anteriores, explicó Banxico.

La proporción de los directivos consultados que anticipa variaciones a tasa mayor para los siguientes doce meses aumentó en todas las regiones, aunque de manera más notoria en las centrales

señala el reporte.

En el caso de la región centro norte —Aguascalientes, Baja California Sur, Colima, Durango, Jalisco, Michoacán, Nayarit, San Luis Potosí, Sinaloa y Zacatecas— el porcentaje de respuestas sobre “un aumento a tasa mayor” en los próximos 12 meses fue más notorio, al pasar de 25.5% en el tercer trimestre a 37.4% en el cuarto trimestre del año pasado.

Dichos incrementos van en línea con una percepción de un aumento en los precios de los insumos y más pronunciado en la región centro —CDMX, Edomex, Guanajuato, Hidalgo, Morelos, Puebla, Querétaro y Tlaxcala— cuya proporción de respuestas sobre un “aumento a tasa mayor” en los próximos 12 meses pasó de 46.4% en el tercer trimestre a 55.1% en el último trimestre de 2021.