fbpx
Tasas altas impulsan a especuladores. (Getty Images)

31 de julio 2019 | 5:00 am

Las altas tasas de interés que imperan en México han favorecido las apuestas a favor del peso mexicano en el mercado de futuros.

La tasa referencial de Banco de México (Banxico), que se ubica en 8.25%, es una de las más altas a nivel mundial, en un escenario en el que gran parte de los bancos centrales, tanto de países desarrollados como emergentes, han optado por una política monetaria más flexible en medio de la desaceleración de la economía global.

En este sentido, las apuestas a favor de la moneda mexicana en el mercado de futuros se mantienen al alza desde mediados de junio de 2018. Las posiciones a favor del peso en el mercado  sumaron 3,256 millones de dólares al 23 de julio en el Chicago Mercantile Exchange, y prácticamente es la única moneda por la que los especuladores apuestan a favor.

Fuente: Visor Financiero

“Cuando apuestas, lo haces a favor del diferencial de las tasas. Actualmente ese diferencial o carry trade es de aproximadamente 1.20 pesos al año. Si alguien está ahí en ese mercado y pasa un año, gana 1.20 por cada dólar”, comentó Joel Martínez, director general de Visor Financiero.

Aunque generalmente las compras de estos tipos de inversionistas son a corto plazo.

El carry trade es una estrategia en la que los inversionistas venden una divisa con una tasa de interés relativamente baja y compran otra con una tasa de interés más alta para aprovechar el diferencial de las tasas de interés.

Lo que ha generado (la tasa de interés) es una fortaleza excesiva del peso, producto de flujos especulativos por el carry trade

dijo Joel Martínez.

Si bien las tasas han sido un factor clave para el atractivo del peso, la moneda también sigue anclada por temas estructurales, como un bajo déficit en cuenta corriente y un superávit creciente en la balanza comercial.

En junio, el superávit comercial de México fue de 2,561 millones de dólares, el mayor desde que se tiene registro en 1991.

En medio de esto, este miércoles la Reserva Federal dará a conocer su decisión de política monetaria, para lo que el consenso de los analistas espera un recorte de 25 puntos base y el inicio de un relajamiento monetario.

Así, las apuestas para que Banco de México también recorte su tasa de interés en la reunión del 15 de agosto han comenzado a elevarse.

La materialización de la baja de los Fed Funds esta semana cerraría la pinza para que Banco de México baje la tasa. El reporte de la inflación de la primera quincena de julio ya perfila una inflación claramente a la baja y ubica la medición anual dentro del rango oficial

publicó en un reporte SIF ICAP.

De acuerdo con SIF ICAP, el peso se mantiene como una moneda fuerte y lo único que puede debilitarlo es un proceso de laxitud monetaria local, es decir que Banxico también anuncie el  ciclo bajista en su tasa de interés.